-

Las empresas vuelven a emitir deuda en dólares

Las señales de un gradual camino a la normalización del frente financiero se acumulan. Desde abril último, cuando arrancó la corrida contra el peso, las emisiones de deuda en dólares de empresas argentinas prácticamente desaparecieron. Este mes, tras la calma cambiaria de noviembre, volvieron las emisiones. Es una oportunidad de inversión con rendimientos de casi 10% en dólares.

Un 2018 ajetreado significó el cierre de la canilla del financiamiento en moneda extranjera para las empresas argentinas durante casi siete meses. Desde que el dólar empezó su recorrido alcista a fines de agosto y hasta octubre, inclusive, las colocaciones de deuda en dólares a plazos medianos o largos de grandes empresas se redujo a cero. Noviembre, tras más de un mes de calma del dólar, parece estar revirtiendo eso.

La semana pasada fue el turno de Cresud, empresa que se desempeña en el sector que mejor potencial tiene luego de una devaluación, de salir a colocar la primera “obligación negociable”, como se llama a los bonos corporativos. Fue un papel a 2 años de plazo, tasa del 9% en dólares a través del que recaudó u$s 73 millones.

A ese primer tanteo le seguirán en estos días las emisiones, también en moneda extranjera, de la energética Genneia y de Plaza Logística.

En un contexto en el que el financiamiento en pesos para las empresas está dificultado, las tasas en dólares que obtienen estas firmas que tienden a tener al menos parte de sus ingresos atados al dólar por trabajar en su mayoría en sectores transables, se vuelven atractivas para las empresas locales.

Con la vuelta del financiamiento en moneda extranjera el mercado da un paso más en dirección a la normalización luego de un semestre agitado. Y, para el ahorrista, eso supone la disponibilidad de alternativas de inversión con rendimientos que rozan el 10% en dólares a dos años de plazo hechas por empresas que se perfilan para ser las ganadoras en una economía que ahora apunta a las exportaciones.