-

Las Lecer, una forma de blindarse frente a la inflación

El Tesoro licitó letras a tasa fija y ajustadas por inflación esta semana. En particular, las segundas se emitieron a una tasa real por sobre inflación del 8,12%, un premio muy suculento en comparación con la tasa fija. Son excelentes instrumentos para cuidar los ahorros del avance de los precios.

El Tesoro colocó esta semana, como es habitual, una variedad de letras en pesos con las que cubre sus necesidades de financiamiento de corto plazo. La nota la dieron las Letras del Tesoro ajustables por CER (Lecer), que pagaron un premio muy grande. Estos papeles pagan intereses al vencimiento de acuerdo a cómo varió el índice CER, basado en inflación, más una tasa. Son instrumentos muy amables para inversores minoristas que temen que la inflación le gane a la tasa.

Como recomendábamos la semana pasada, los instrumentos ajustados por CER eran prácticamente una obligación después del mal dato de inflación de enero. Y, en ese sentido, la última gran novedad en materia de inversiones aptas para ahorristas conservadores se llama Lecer. Se trata de una letra, como la afamada y ya desaparecida Lebac, que tiene una ventaja respecto a su antecesora.

El Tesoro las diseñó y empezó a utilizarlas el año pasado. Como los bonos ajustados por UVA o CER, estos papeles garantizan que la inversión quede blindada frente al avance de los precios, porque el capital se ajusta mensualmente en base al ritmo de variación de precios.

A diferencia de una Lebac o una Lecap, donde la apuesta principal es a que el rendimiento termine por encima de la variación del dólar, la inversión en Lecer es algo menos ambiciosa. El objetivo no es intentar ganarle al dólar o perder en el intento sino, más bien, garantizar que la capacidad de compra en pesos de los ahorros no pierda ni un centavo durante el plazo de la inversión. Así, si bien no cubre contra subas del dólar, sí lo hace frente a las variaciones aceleradas de los precios luego de una disparada de la divisa.

La particularidad de la Lecer a 183 días emitida esta semana es que, además de volver imposible perder frente a la inflación, además da un premio muy grande sobre la misma. Es del orden del 8,12% por sobre ese nivel. El rendimiento más alto al que se haya colocado uno de estos vehículos. Una gran oportunidad de inversión en el mercado secundario.