-

LETES EN PESOS OFRECEN MENOS TASA QUE LAS LEBAC

El Tesoro salió a emitir sus propias letras en pesos, Letes, con la idea de reducir la emisión de letras Lebac del Banco Central. Sin embargo, los nuevos vehículos van a pagar menos que las jugosas letras de la autoridad monetaria. Para minoristas, mejor dejar pasar las letras de esta semana e invertir en las que se licitan la próxima. Las Letes en dólares sí rinden

Existe una novedad en el mercado de renta fija en pesos, a las imbatibles Lebac del Banco Central se le suman desde hoy Letes en pesos emitidas por el Tesoro Nacional, de las que ya venía emitiendo en dólares. Desde el punto de vista de los inversores minoristas, sin embargo, la novedad viene con poco atractivo. Las letras con las que el Tesoro busca financiar necesidades de corto plazo ofrecen rendimientos menores a los de las Lebac. Conviene dejarlos de lado e ir a Lebac, que se licitan la semana que viene.

En un intento por liberar las necesidades de financiamiento monetario y, al mismo tiempo, reducir la cantidad de dólares financieros que entran al país y mantienen bajo al dólar, el Tesoro se financiará esta semana en el mercado local y en pesos en lugar de salir a buscar fondos en moneda extranjera en el exterior.

Estimaciones previas a la colocación de Letes en pesos que cierran hoy hablaban de un rango de tasas para la Lete en pesos que iba del 26,50% al 28% para el plazo a 91 días. Una Lebac en el mercado secundario estaba pagando 29,10% ayer para un plazo similar, muy por encima de estos nuevos vehículos.

Las Letes en pesos son menos atractivas que las Lebac porque el Tesoro apunta a colocarlas en un mercado cautivo. Primero prohibió a las empresas aseguradoras que inviertan en Lebac y luego les colocó sus letras. Así, para el minorista, conviene dejar pasar a las Letes e ir por las Lebac.

Otro cantar, en cambio, se da con las Letes en dólares, un instrumento ya conocido por los ahorristas minoristas. Hoy también se colocan Letes en moneda americana que rinden entre 2,83% (a 210 días de plazo) y 3,10% (a 364 días de plazo). Los rendimientos van en línea con los de bonos en dólares de más duración, superan varias veces el rendimiento de plazos fijos bancarios y son una excelente forma de dolarizarse.