-

Letes: rendimiento en dólares, seguro y a corto plazo

Hoy se termina una nueva licitación de Letras del Tesoro en Dólares Estadounidenses (Letes), los activos en dólares de corto plazo que con sus rendimientos de cerca del 3% anual son una excelente opción para poner a trabajar dólares ociosos o, mejor aún, transformar pesos en ahorros en dólares de corto plazo.

Esta tarde cierra una nueva colocación de Letras del Tesoro en Dólares Estadounidenses (Letes), las emisiones de corto plazo con las que el gobierno busca atraer a los ahorristas minoristas con un activo en dólares y de bajo riesgo, con el objeto de financiar así sus vencimientos de corto plazo. Las letras en dólares son una excelente opción para poner a trabajar dólares durante períodos de hasta un año y transformar pesos en ahorros en dólares a un precio más barato por cada dólar.

En esta oportunidad serán dos series por u$s 800 millones en total, uno a un plazo de 210 días (7 meses) con vencimiento el 11 de mayo del 2018, a una tasa de 2,83% anual y el otro a un plazo de 364 días con vencimiento el 12 de octubre de 2018, a una tasa de 3,1% anual.

Estos rendimientos comparan con tasas de plazos fijos en dólares que rondan el 1% a plazos similares y con rendimientos de bonos soberanos a más plazo bien alineados, en torno al 4% pero con mayor tiempo de espera hasta el vencimiento. De esta manera, las letras en dólares son una excelente opción al colchón o a la caja de ahorro en dólares, para obtener un rendimiento interesante sin tener que esperar mucho para cobrar.

Pero, como es habitual, para suscribir Letes no es necesario contar con dólares. La suscripción puede realizarse también con pesos, que se toman a un tipo de cambio mayorista que surge de la encuesta “Comunicación A 3500” del Banco Central. La encuesta es algo técnica, pero alcanza con señalar que el precio por dólar que surge de ella suele estar unos 30 centavos por debajo del precio vendedor promedio de los bancos. O sea, mucho más barato.

El instrumento está diseñado para priorizar a los inversores minoristas. Como el monto a emitir es limitado (u$s 1600 millones en total) y la demanda suele ser grande, las ordenes debajo de los u$s 50.000 son suscriptas en forma plena. Los mayoristas, en cambio,  se tienen que repartir en forma proporcional lo que los minoristas no hayan suscripto.

La principal característica de la Lete es su seguridad, dado el corto plazo de las emisiones. El principal riesgo para toda emisión de deuda en dólares es un eventual default, pero a 210 días vista esa posibilidad se hace muy detectable de antemano.

Para suscribir Letes, con pesos o dólares, alcanza con tener una cuenta en una sociedad de Bolsa y transferir el monto a invertir. Luego, con sólo dar la orden de suscripción, la inversión está hecha. Finalizado el plazo de la letra el capital invertido originalmente se devuelve íntegro (en dólares, se haya suscripto en pesos o en dólares) junto con el rendimiento de la tasa, en la misma cuenta de la sociedad de Bolsa.