-

Letras en dólares ofrecen 4% anual a minoristas

El Tesoro vuelve a licitar las letras en dólares a corto plazo con las que busca atraer inversores minoristas. Los papeles, de hasta 180 días de duración, ofrecen un rendimiento que duplica al de los plazos fijos bancarios en moneda extranjera. Son una excelente opción para poner a trabajar dólares ociosos

Hoy y mañana el Tesoro licitará Letes en dólares a 91 y 182 días de plazo. Mediante estas emisiones el Gobierno Nacional ayuda a financiar sus necesidades fiscales al tiempo que busca atraer las inversiones de los ahorristas minoristas que no suelen apostar por el mercado de capitales por desconfianza o falta de costumbre. Por eso es que las letras están diseñadas para ser sencillas: períodos equivalentes a 3 o 6 meses y pago al vencimiento como un plazo fijo.

Esta es la tercera edición de Letes que lanza el Gobierno. La más corta vencerá el 5 de septiembre y la más larga el 5 de diciembre. Son plazos que permiten poner a trabajar, incluso, ahorros que se estén juntando para las vacaciones de fin de año. La de 91 días pagará una tasa del 3,45% en dólares y la de 182 días otra del 3,75% anual en dólares.

El mecanismo para la suscripción es muy simple. Sólo hace falta tener una cuenta en una sociedad de Bolsa, transferir los dólares que se desee invertir y dar la orden de suscripción.

Como el objetivo del Gobierno es financiarse con las tenencias en dólares de inversores minoristas, la inversión mínima es de apenas u$s 1000. La letra a seis meses de plazo devuelve u$s 1018,75 una vez cumplido el plazo de seis meses, el doble de lo que paga un plazo fijo bancario en dólares.

Pero no sólo con dólares se puede hacer esta suscripción. También con pesos, con lo cual los rendimientos en dólares empiezan a competir mano a mano con las tasas que pagan las letras Lebac a corto plazo. Al suscribir Letes en dólares con pesos el ahorrista se evita pagar el spread que cobran los bancos por operaciones cambiarias, al tiempo que se percibe un rendimiento en dólares.

Las Letes son una opción menos rendidora que los bonos en dólares Bonar X, que vencen en abril del año próximo, pero de mucho más corto plazo.