-

Los ahorros abandonan los bancos y se concentran en Lebac

En mayo continúa la tendencia que muestra al sector privado deshaciendo sus ahorros bancarios para moverlos en dirección a letras Lebac del Banco Central, activos que rinden hasta siete puntos más que los plazos fijos. Aunque se espere que empiecen las bajas de tasas en junio, aún con una reducción en el rendimiento de la Lebac la inversión en letras le saca mucha ventaja a los ahorros bancarios.

En los últimos 30 días contados desde el último dato oficial disponible, los depósitos en pesos del sector privado a plazo fijo crecían 0,7%, frente al 3% que supieron mostrar en mismo período de 2015, aunque por encima de lo que se vio en mayo del 2016. Los clientes bancarios desarman sus plazos fijos en pesos o, directamente, no los hacen frente a las magras tasas de interés que pagan los bancos.

Mientras que el Banco Central sostiene una tasa del 25,5% en sus letras a 35 días con el objetivo de que el rendimiento de los ahorros esté por encima de la inflación esperada, del 19% para los próximos 12 meses, con el objetivo de empujar hacia abajo el ritmo de avance de los precios, los bancos pagan por debajo de la tasa de inflación.

El promedio de las tasas de plazos fijos a 30 días para depósitos de menos de $ 100 mil no sólo no avanza, sino que cae en lo que va de mayo a 16,7% anual. Esto es más de 2 puntos por debajo de la inflación esperada, con lo que ahorrar en plazos fijos implica una pérdida real para los ahorros.

Mientras que en lo que va de mayo el stock de plazos fijos retrocede en $ 3100 millones, el stock de Lebac crece más de $ 120 mil millones en el mes.

Las expectativas de corto plazo para la tasa de interés de las letras Lebac son bajistas. Los datos de inflación de mayo pueden llegar a ser lo suficientemente positivos como para impulsar una relajación de la política monetaria, pero esa relajación será gradual y más allá de los titulares bajistas a la hora de decidir entre tasas de interés la de las letras seguirá estando por encima de los rendimientos bancarios. La próxima licitación de letras será el 13 de junio.