-

Los mercados globales esquivaron una bala

En solo 69 horas se resolvió en los Estados Unidos el fin del cierre del Gobierno, un episodio que en la presidencia de Barack Obama golpeó con fuerza a Wall Street y con ella al resto de los mercados del Globo. La resolución rápida ahuyenta los temores de los inversores y deja el terreno libre para nuevas subas

En Estados Unidos, demócratas y republicanos llegaron a un acuerdo para respaldar una ley para culminar con el cierre de gobierno comenzado el viernes por la noche. “Vamos a votar hoy para la reapertura del Gobierno”, sostuvo el lunes el líder de la minoría del Senado, Chuck Schumer, quien destacó que los demócratas seguirán negociando con los republicanos para votar una ley que proteja de la deportación a los jóvenes inmigrantes que llegaron al país siendo niños (el principal tema de conflicto).

El voto se concretó de inmediato y la misma noche del lunes el presidente Donald Trump firmo la ley. Esto abrió las puertas para que millones de trabajadores del Gobierno Federal de los Estados Unidos volvieran a trabajar el martes por la mañana, evitando así un parate muy costoso en términos económicos.

El viernes pasado, cuando el cierre del Gobierno se hizo realidad, los futuros de Wall Street y el dólar cayeron. El lunes a la noche, con la noticia del acuerdo, los mercados estadounidenses cerraron con alzas que le sacaron el peso del conflicto al resto de los mercados del mundo.

Con el conflicto político a un lado, los Inversores pasarán a concentrarse en la temporada de balances corporativos.