-

Los que diversificaron sus ahorros ganaron

Carteras de inversión diseñadas por especialistas para que ahorristas individuales puedan colocar sus tenencias de acuerdo a su perfil como inversores vieron saltar sus rendimientos el mes pasado. Con todo un trimestre por delante, hasta los ahorristas más conservadores acumulan ganancias del más del 40% en lo que va del año.

Para liberarse de los bajos rendimientos que arrojan los depósitos a plazo fijo, el dólar billete y la engorrosa inversión en ladrillos, es vital dirigir ahorros al mercado de capitales. Ahora, para hacer eso, lo importante es que exista una estrategia detrás de la forma en que se invierte y que esa estrategia se ajuste a las características de cada uno. Para ello, sociedades de Bolsa han diseñado carteras que distribuyen en variedad de acciones y bonos los ahorros de cada inversor para que pueda apuntar a conservar el valor de su patrimonio, desarrollarlo a lo largo del tiempo o apostar a un aumento del capital. Este año, hasta quienes apostaron a seguro van ganando no menos de 40% en solo 9 meses.

Septiembre fue un gran mes para las acciones y bonos argentinos, con lo cual los inversores que distribuyen sus tenencias entre esos activos locales vieron mejorar sus resultados. Con subas generalizadas en acciones y bonos, las exitosas colocaciones de deuda del Gobierno y las previsiones de una vuelta al crecimiento en 2017 impulsaron mejoras en los precios de los activos locales.

Hay distintas formas de captar el rendimiento financiero de años positivos como este y, una de las más convenientes, es diversificar las inversiones según un plan bien diseñado. Las carteras administradas son precisamente eso, un paquete de acciones y bonos sugeridos en el que un portfolio manager coloca los ahorros de su cliente a pedido de este último. Si se trata de un inversor conservador, que solo apunta a cuidar sus ahorros, se recurre a la cartera conservadora. Si, en cambio, se planea generar mejor rendimiento a lo largo del tiempo, se puede ir por la cartera moderada. Por último, si el ahorrista busca poner a trabajar sus tenencias, la opción es la cartera agresiva, en la que se asume algo más de riesgo a cambio de la posibilidad de captar mejores resultados.

Al cierre de septiembre, gracias al buen tono del mercado local y las bolsas globales, los ahorristas que optaron por una cartera con el menor riesgo posible salieron  muy bien premiados. En solo nueve meses, esa cartera rindió casi 42% acumulado, muy por encima de una inflación que se calcula en torno al 38% para ese mismo período además de radicalmente mejor que la variación del 17% que experimento la moneda estadounidense en el mismo periodo.

Los ahorristas moderados, sin embargo, si notaron una mejoría gracias a su mayor avidez por el riesgo, con un rendimiento de casi 50% en los mismos nueves meses. Por último, la cartera agresiva definitivamente se llevo los laureles con casi 60% de avance acumulado desde el primero de enero 2016 al cierre de septiembre.

Para invertir en carteras administradas sólo hace falta abrir una cuenta en una sociedad de Bolsa, transferir el dinero a invertir y dar la orden al bróker para comprar los activos que componen cada cartera. Para tener una cartera equilibrada se recomienda una inversión a partir de los $ 250.000 para comprar las acciones y bonos que la componen. En caso de necesidad, la inversión se puede hacer liquida en 72 horas y las personas físicas además no están sujetos a Ganancias ni Bienes Personales para éste tipo de inversiones.