-

Mejoran datos fiscales y apuntalan a los bonos

En octubre el fisco volvió a sobrecumplir su objetivo de reducción del déficit. En los primeros 10 meses del año el ajuste real, es decir el avance por debajo de la inflación, es generalizado en casi todos los rubros de gasto. Así, el Gobierno se encamina a alcanzar su objetivo de equilibrio primario para el año próximo, lo que ayuda a sostener los precios de los bonos en dólares.

Según informó el Ministerio de Hacienda, en octubre el resultado primario cayó a la mitad comparado con un año atrás producto de una expansión de los ingresos que superó en más de 15 puntos porcentuales a la expansión del gasto. En lo que va del año el Gobierno redujo el déficit primario a un tercio de lo que era hace un año. Un rápido camino hacia el equilibrio fiscal es un fundamento en favor de los precios de los bonos soberanos, porque implica mejor capacidad de pago y menor necesidad de financiamiento.

En octubre los ingresos crecieron 45,6% anual y el gasto primario 30,4%, una diferencia de más de 15 puntos en la tasa de avance de los dos ítems. El déficit primario, es decir antes del pago de intereses de la deuda, cayó así a $ 16.600 millones, un 49% menos que en octubre de 2017. Eso implica un ajuste del 65% si se calcula el efecto de la inflación.

En el mes pesaron fuerte los aumentos de ingresos por aumento de las retenciones a las exportaciones, aunque el aporte más significativo siguió siendo los ingresos no tributarios (como aportes de capital, por la venta de activos del sector público).

En los primeros 10 meses del año, para hablar de datos acumulados, el déficit primario se redujo a dos tercios del nivel que tenía el año pasado. Así el Gobierno se encamina a cumplir con creces la meta impuesta para este año de 2,7% del PBI.

Un camino firme en dirección al equilibrio fiscal es un buen argumento para sostener los precios de los bonos soberanos, ya que implica menores necesidades de financiamiento para el fisco y mayor capacidad de pago.