-

Moody’s ve buenas perspectivas para bancos de capital nacional

La agencia de riesgo crediticio analizó el presente de Banco de Galicia y Banco Macro de cara a una continua expansión del crédito en el país. La hipótesis del reporte es que el crecimiento de la banca minorista compensará a la caída en los márgenes, con lo que esas empresas se mantienen sólidas como emisoras de deuda y sus acciones atractivas.

La empresa Moody’s Investors Service analizó la actualidad de los dos bancos de capital nacional más grandes de la Argentina, Banco de Galicia y Banco Macro S.A., para los que señala que “han incrementado sus niveles de capital y planean reenfocar sus negocios para aprovechar las nuevas oportunidades de crédito a nivel local”.

La calificadora de riesgo mantiene a las dos empresas con un rating de B2, perspectiva estable, que estima como de baja probabilidad un impago de las emisiones de deuda de esas empresas, al tiempo que considera que existen sólidos fundamentos de mercado para esperar un buen futuro inmediato para ambas firmas.

“Sus sólidas operaciones minoristas ayudarán a ambas entidades a atraer nuevos clientes, a medida que se expande la economía argentina y aumenta la demanda de créditos”, dice Moody’s.

Según el reporte, Macro  -que desarrolla gran parte de sus negocios en provincias argentinas de menores ingresos- tiene previsto expandirse en la Capital Federal, un área económicamente más sólida, mediante la adquisición de otra entidad financiera.

Por su parte, Galicia, que tradicionalmente ha enfocado su negocio en préstamos de consumo, tiene como objetivo incrementar su cartera de préstamos comerciales.

La aparición de nuevas oportunidades de negocio con los planes de infraestructura pública también son elementos positivos para la marcha de los negocios de las dos entidades. “Ambos bancos planean aumentar sustancialmente sus carteras de préstamos hipotecarios y participarán en la financiación del nuevo programa de participación público-privada (PPP) de Argentina, cuyo objetivo es desarrollar proyectos de infraestructura”, sostiene Moody’s.

La evolución del negocio bancario minorista marca que las entidades deben crecer en su capitalización –entre otras formas, comprando otras entidades-, aumentar su presencia geográfica y ganar en participación de mercado en una estrategia que a nivel global está dando como resultados un aumento en las ganancias que se contrapone a un crecimiento en los costos operativos. Esto es, más ganancias pero con una rentabilidad menor.

“Tanto Macro como Galicia planean expandir sus carteras de préstamos en un 17% en términos reales, y en alrededor del 40% en términos nominales. El crecimiento de préstamos estará respaldado tanto por la sólida franquicia de ambos bancos, como por su importante presencia en el segmento minorista. Macro también se beneficia de su rol como agente financiero de cuatro provincias. Esto le da acceso a un mercado cautivo que seguirá sustentando sus sólidos ingresos mientras el banco expande su cobertura geográfica. El cambio de dirección de Galicia hacia activos de menor riesgo, pero también de menor margen, reducirá la presión sobre la calidad de activos del banco, que históricamente ha sido más débil que la de Macro. Pero esto, a su vez, ejercerá presión adicional sobre los márgenes ya modestos de Galicia”, concluye el informe.