-

Morgan Stanley ve subas del 30% en dólares para acciones argentinas

El inicio de año fue lento para las acciones argentinas, pero el banco de inversión estadounidense cree que si este año el mercado es ascendido a la categoría de frontera, las ganancias a fin de año podrían llegar al 30%. MSCI, la empresa que elabora el índice de emergentes, decide en junio si el mercado abandona la categoría de frontera.

El banco de inversión estadounidense Morgan Stanley estima ganancias de hasta 30% en dólares para las acciones argentinas que pasarían a formar parte del índice de emergentes de MSCI el año que viene si en junio se decide la salida de la categoría de fronter en la que el país está catalogado desde 2013. Un informe de analistas de la entidad estima que 12 acciones argentinas formarían parte del índice y que, en caso de que finalmente se concrete el ascenso, entrarían inversiones a los papeles de empresas del país por u$s 3900 millones.

A pesar de un inicio de año volátil para todas las bolsas del mundo, explicado por las dudas en Wall Street, Morgan Stanley conserva una visión optimista para las acciones del país.

El principal argumento del banco de inversión es la posibilidad de que este año MSCI, la firma que elabora índices de acciones y bonos, podría decidir en junio la inclusión de la Argentina en su MSCI Emerging Markets Index, el indicador que agrupa a más de 400 acciones de mercados emergentes, más que nada BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica).

La Argentina formó parte de ese índice hasta 2013, cuando dados los controles de capitales, MSCI decidió quitar al país de esa categoría para agruparlo en el MSCI Frontier Markets Index, es decir, catalogarlo en la categoría de “mercado de frontera”.

El año pasado las apuestas de inversores por un regreso al índice de emergentes se vieron frustradas cuando MSCI decidió postergar el ingreso al menos un año dadas las dudas respecto de la sustentabilidad política del Gobierno y la falta de reformas de mercado (varias, pero esencialmente temas como la posibilidad de apostar a la baja –algo que la CNV ya aprobó- y los retrasos en la Ley de Mercado de Capitales, que se aprobaría este mes).

La contundente victoria oficialista en las legislativas de octubre pasado eliminó el principal obstáculo para la reincorporación de las acciones argentinas al índice emergente aunque, si bien las reformas regulatorias avanzan, no todas fueron cumplidas. Con lo cual, si bien es posible apostar por que este año la historia sea distinta con bastante fundamento, nada es seguro.

Con todo, los que el año pasado apostaron por un ascenso a la categoría emergente no se están quejando. Desde que en junio del año pasado MSCI decidió postergar la decisión hasta ahora las acciones que entrarían al índice ganaron en torno al 28% en dólares, a pesar de bajas en los últimos dos meses.

Las acciones que entrarían este año al índice, en caso de que MSCI decida en forma positiva, serían 12. Según sus cálculos, la principal acción sería la del Grupo Financiero Galicia (con el 21% de la participación del país),la del  Banco Macro (con el 15%), la de YPF (12%), la de  Pampa Energía (11%), la de Telecom Argentina (10%), la de Supervielle (6%), la de Banco Francés (5%), la de Transportadora de Gas del Sur (5%), la de Globant (4%), la de Edenor (4%), la de Loma Negra (4%) y, por último, la de Central Puerto (con el 3% del total).