-

Nuevo acuerdo con FMI: ganan los bonos de corto plazo

Al día siguiente de conocerse el acuerdo FMI II los mercados fueron claros en su evaluación. Mientras que los bonos soberanos mostraron avances, las acciones de empresas argentinas no subieron. El acuerdo implica una garantía para el pago de deuda, pero al costo de una menor actividad económica.

La Argentina renovó y reforzó el apoyo un apoyo del FMI de dimensiones históricas a sólo unos pocos meses de haber cerrado el primero. El pacto alcanzado la semana pasada adelanta fondos que, en principio, estaban planificados para 2020 a 2019 y agrega un extra de u$s 7100 millones para 2020. Al mismo tiempo, establece una política monetaria tan contractiva que hace más difícil esperar un rebote de la actividad económica en el corto plazo. Pago de deuda garantizado y menor actividad económica suponen un guiño para los inversores: la inversión en bonos soberanos en dólares queda apuntalada, mientras que a la hora de elegir acciones lo que debe primar es la selectividad. Acciones asociadas al ajuste del presupuesto son las más atractivas.

Los fondos del FMI que en la primera versión del acuerdo eran considerados como precautorios -es decir que sólo serían usados en caso de resultar necesarios- ahora son de libre disponibilidad, según un cronograma de desembolsos. Además son más importantes los desembolsos para 2020 y se agrega fondeo extra para 2021.

De esta manera, es de esperar que el nuevo programa financiero colabore para reducir los spreads en los bonos más cortos antes que reducir el riesgo país en los papeles a 10 años. Esos spreads son los rendimientos, la tasa, que ofrecen los papeles actualmente en circulación en el mercado se reducen cuando los precios de estos activos van para arriba. Por lo que el proceso generará ganancias en pesos y en dólares para los ahorristas que los tengan en cartera.

En principio, lo que se debería ver es una suba de precio mayor de los bonos con vencimiento de plazo más corto antes de empezar a ver subas similares entre los de más largo plazo.

Letes en dólares de todos los plazos y títulos como el Global 2019 (AA19), el Bonar 2020 (AO20), el Bonar 2024 (AY24) y el Global 2022 (A2E2) son las inversiones que aparecer como las más prometedoras en este contexto.