-

Otra salida a bolsa confirma el apetito por Argentina

La semana pasada una de las empresas más tradicionales del país salió a Bolsa por primera vez en su historia. La firma Loma Negra llegó a Wall Street y a la Bolsa porteña con su oferta inicial de acciones y fue recibida con una suba del 12% en su primer día de operaciones. El apetito por activos argentinos se mantiene intacto
La Bolsa sumó a otro papel con vocación de líder la semana que pasó. En medio del boom de la construcción, el principal motor del actual crecimiento económico, la tradicional productora de cemento Loma Negra emitió u$s 953 millones en acciones. El episodio, que duplicó el monto objetivo que se había puesto la empresa en un principio, prueba que los inversores no pueden dejar de tomar activos argentinos.
La empresa Loma Negra concentra el 45% del mercado de cemento a nivel local. Es una buena colocación en la que estar para un país que proyecta crecimiento sostenido para los próximos años con la construcción como mascarón de proa. Se trata, además, de una empresa que cuenta con stock para mantener su producción actual durante un siglo, con poca deuda y sólidos resultados.
Más aún, para beneficio de los ahorristas que decidan invertir en ella, Loma Negra se presenta como una acción muy líquida aún en sus primeros días de operación. Esto es porque la emisión alcanza al 48% del capital de la empresa, con lo cual difícilmente un tenedor de sus acciones interesado en vender se quede sin comprador y, viceversa, un inversor interesado en comprar tarde más que unos minutos en encontrar un oferente en el mercado.
En su primer día en el mercado, la acción local de Loma Negra sumó 12,7%, una prueba de la sobredemanda que tuvo el papel en su emisión inicial.
La nueva acción se suma a la de Holcim para sumar jugadores del rubro de los insumos de la construcción. Y agrega una acción especializada a la de IRSA y Consultatio, que permitían exponerse al sector de una forma un tanto indirecta.