-

Otro mes positivo para la Bolsa

Febrero terminó con bajas en las últimas ruedas pero no fueron suficientes para poner en números rojos al mes. En el segundo período del año la Bolsa ganó 1,81% y acumuló así un resultado del 16,66% para lo que va del año. Las perspectivas globales, la entrada de inversores y la salud de la economía determinarán como sigue la suerte del mercado.

El tono positivo para las acciones de empresas argentinas no se detuvo en febrero, pero sí empezó a marcar la necesidad de seleccionar seriamente la cartera, porque cada vez más el mercado se divide entre ganadoras y perdedoras. En los números globales el índice Merval de la Bolsa Porteña cayó en las últimas ruedas de la semana pasada pero aún así salvó el mes con una suba del 1,81%. Para adelante, el contexto externo hasta ahora muy favorable a las subas, la posibilidad del ingreso de más inversiones del exterior y las noticias de que la economía empieza a despegar van a determinar como siga el índice.

El Merval cerró la semana pasada en 19.117 puntos pocos días después de haber logrado superar la barrera psicológica de los 20.000 por primera vez en su historia. Si miramos los últimos cinco días de operación antes de los feriados de carnaval, el panel líder finalizó con bajas generalizadas. Por el lado de las bajas, las más significativas las presentaron Celulosa, Mirgor, Grupo Financiero Galicia y Banco Frnacés. Entre los ganadores de la semana se contaron San Miguel, Transportadora de Gas del Sur, Transener y Comercial del Plata.

Pero si en lugar de mirar los últimos días se analiza lo que pasó en el mes lo que surge es que la Bolsa entró en el terreno de la selectividad: ya no es sólo invertir en acciones, sino saber en cuales. El panel líder estuvo fuertemente dividido en febrero, con un rango de variaciones de entre 19% y -14%, según la empresa.

Para los próximos meses, las noticias que lleguen del exterior serán fundamentales, porque mientras continúe la apreciación de las monedas emergentes las bolsas de esos mercados también seguirán gozando de facilidades para el alza. En segundo lugar, la posibilidad de que el volumen operado crezca con la llegada de más inversiones del exterior también es un factor que puede agregar demanda y sostener los precios.

Por último, mientras el Gobierno devela las primeras señales del fin de la recesión las perspectivas de las empresas locales mejoran y, con ellas, la suerte de sus acciones. Los datos respecto a qué tan vigorosa es la recuperación pueden seguir marcando el norte del índice.