-

Pagaré bursátil: el financiamiento en dólares más conveniente que nunca

Ya sea para apalancar importaciones o prefinanciar exportaciones, las tasas en dólares son mucho más convenientes que los préstamos en pesos para las empresas. El pagaré bursátil permite financiarse a 360 días en moneda extranjera a tasas de no más del 7% a cualquier pyme.

El esquema monetario de estabilización mantiene a las tasas en pesos todavía en niveles de ahogo para la mayor parte de las empresas locales. Aunque la tasa de referencia se desplomó en las últimas semanas y los rendimientos de los plazos fijos acompañaron, el financiamiento en pesos se mantiene caro en la medida en que los bancos protegen su margen de rentabilidad. Por eso, aparecen como convenientes alternativas para financiarse en moneda extranjera.

A pesar de que la tasa de referencia de la política monetaria recortó casi 30 puntos porcentuales desde su máximo de octubre pasado, rozó el 74% y ahora ronda el 45% anual, los créditos bancarios para empresas siguen por las nubes. Los adelantos en cuenta corriente para empresas grandes -más de $ 10 millones, a una semana de plazo- están en torno al 55% anual. Las pymes pueden tener que pagar entre 20 y 30 puntos más por esas mismas líneas, según el banco del que se trate.

Es así que con la estabilidad cambiaria lograda por el esquema de emisión cero combinado con bandas de flotación para el dólar el financiamiento en moneda extranjera se vuelve más conveniente.

La alternativa más simple para pequeñas y medianas empresas se llama pagaré bursátil en dólares. Permite tomar financiamiento a 360 días a una tasa del 6,5% o el 7% anual.

El pagaré bursátil es un instrumento muy parecido a un cheque de pago diferido, la principal diferencia es que permite emitir deuda a un plazo más largo. Con muy pocos requisitos y el aval de una sociedad de garantía recíproca, permite obtener financiamiento en condiciones muy favorables a empresas que entren dentro de la categoría pyme.