-

Salen las Lebac, entran las Letes en pesos

Con el desarme de Lebac el Banco Central saldrá gradualmente del mercado de alternativas de ahorro para minoristas. En su lugar, el que dará un paso adelante será el Tesoro. El ministerio de Hacienda licitará hoy mismo y, en principio, ante cada vencimiento de Lebac sus Letras del Tesoro en pesos (Letes) para atraer a los inversores interesados en tasas y plazos similares a las que venían ofreciendo los papeles de la autoridad monetaria.

Entre el menú de opciones con los que contará el inversor minorista como resultado del volantazo que dio la política monetaria esta semana, se sumará ahora una más agresiva oferta de Letras del Tesoro en pesos (Letes) a plazos y tasas similares a las que ofrecían las Lebac. El objetivo oficial es que parte del ahorro de los argentinos vaya a financiar las necesidades del fisco, a cambio de rendimientos en pesos interesantes

El Gobierno aspira a emular el éxito que tuvieron las Lebac como alternativa de inversión con papeles similares pero emitidos por el Tesoro Nacional en lugar del Banco Central. El sentido detrás de la medida está dado porque con el clima externo complicado la estrategia de financiar el déficit fiscal con deuda en moneda extranjera colocada en el mercado internacional.

Así, el objetivo oficial es ofrecer condiciones muy similares que lleven a los inversores minoristas y empresas a colocar sus pesos de corto plazo en estos vehículos, las Letes en pesos, aunque con la intención de acumular un stock mucho menor. Ahora, el financiamiento del fisco va a estar completamente separado de las necesidades de regulación de la cantidad de dinero en la economía, una tarea más acorde a un banco central.

Hoy es la primera colocación de estas Letes en pesos que buscarán reemplazar a las Lebac, con rendimientos en pesos que van a surgir de la licitación (es decir, de las ofertas que hagan los inversores).

De aquí a diciembre, el plazo que se estableció para la cancelación del stock de Lebac, los minoristas y empresas deberán mudar al menos parte de su cartera en pesos de corto plazo a estos nuevos vehículos.