-

Se espera suba de tasa en mayo: como apostar por la tasa de política monetaria

El BCRA mantiene el rumbo con su tasa de referencia, bajo la hipótesis de que los picos de inflación del primer cuatrimestre son transitorios. Sin embargo, amenaza con una suba de tasa en mayo si la inflación no desacelera fuerte. Para invertir en la tasa de política monetaria, de cara a una suba, existe un bono atado a ella.

Invertir de cara a las decisiones de política monetaria del Banco Central (BCRA) es bastante sencillo, a pesar de que no lo parezca. Si bien es cierto que la tasa de referencia está basada en el mercado de pases, en el que sólo pueden operar bancos, existe un vehículo que ajusta según las variaciones de esa referencia. El Bono de Política Monetaria 2020. Ante la posibilidad de un endurecimiento de la política monetaria a partir del mes de mayo, la inversión en este papel emitido por el Tesoro Nacional aparece como muy atractiva.

El BCRA ha comunicado repetidas veces que trabaja con un escenario base en el que la inflación desacelera fuerte en mayo, tras los aumentos de tarifas y la disipación del impacto de la devaluación del peso. De confirmarse ese escenario, la tasa de política monetaria que se mantiene en 27,25% desde fines de enero pasado no debería cambiar. Ahora, si la desaceleración resultara insuficiente, la autoridad monetaria debería subir la tasa.

Sin embargo, con previsiones de inflación muy por encima de las metas de la meta en la mente de los inversores el escenario base es distinto al del BCRA. Dada la expectativa para mayo, es difícil que el Central encuentre argumentos suficientes para mantener la tasa sin cambios, por eso crecen las apuestas a una suba.

Aún si esa suba no se concretara, sin embargo, el discurso más duro de la autoridad monetaria permite apostar por un sostenimiento de la tasa de referencia durante más tiempo del esperado, lo que implica mejores rendimientos para quienes hayan apostado por ella.

El instrumento que permite atar los ahorros a la dureza de la política monetaria se llama Bono de Política Monetaria, en la jerga “TJ20”. Con vencimiento el 21 de junio de 2020 y pagos de intereses trimestrales, devenga una tasa consecuente con el nivel de la tasa de referencia de política monetaria, que lleva tres meses en 27,25% (por encima del 26,25% de la letra Lebac).

Si el BCRA endureciera su política monetaria, el devengamiento de tasa sería mayor y el inversor obtendría una ganancia de capital rápida.

Más aún, para un horizonte de inversión no tan largo como es el de 2020, la expectativa de un proceso de desinflación mucho más lento del que tenía en mente el Gobierno cuando tomó el mando en diciembre de 2015 implica que la tasa de referencia deberá estar bien por encima de las previsiones por un largo rato más.