-

Se puede ganar en torno a 3,5% en dólares en un año con muy bajo riesgo

Hoy el Tesoro coloca dos Letras en Dólares (Letes) a 217 y 364 días de plazo. En esta ocasión la tasa no viene predefinida, ya que el Gobierno necesita tantear cuál es el rendimiento que debe ofrecer para captar fondos. La suba de la tasa en los Estados Unidos hace prever un avance. Hace 15 días, una letra a un año pagó 3,5%, un muy buen  rendimiento para inversores conservadores.

Como lo hace unas dos veces por mes, el Gobierno saldrá hoy a buscar financiamiento para enfrentar vencimientos de intereses de corto plazo. Desde el blanqueo a esta parte la estrategia oficial ha sido la de apuntar a los ahorros minoristas, que muestran apetito por buenos rendimiento a corto plazo y en dólares. Las Letras del Tesoro en Dólares (Letes) son un activo muy valorado por inversores conservadores, en particular los que tienen pesos y quieren dolarizarse porque se utiliza un tipo de cambio mayorista, más barato que el de los bancos. Hace dos semanas el Tesoro pagó 3,5% por la letra a un año, pero la suba de la tasa a nivel internacional permite pensar que eso es un piso.

Según detalló el Ministerio de Finanzas en un comunicado, hoy a las 15 cerrará la recepción de ofertas para la suscripción de dos letras en dólares. La primera se trata de una reapertura de una serie ya emitida, con vencimiento dentro de 217 días y tasa a licitar. La segunda, con vencimiento en 364 días, también tendrá licitación de tasa.

Los inversores habituales en Letes en dólares no están acostumbrados a que la tasa no venga predeterminada, pero en el pasado la tasa a licitar supuso siempre aumentos en el rendimiento de estos papeles.

La tasa a 10 años de los Estados Unidos, de referencia para estos papeles, rozó los 3 puntos porcentuales –su mayor nivel en cuatro años- a principios de esta semana, con lo cual si hay algún cambio en el premio ofrecido será al alza.

Hace 15 días el Tesoro pagó 2,9% por una letra a 190 días y 3,5% por otra a 364 días, con lo cual los antecedentes son alentadores.

Lo interesante de invertir en Letes en dólares, una especie de Lebac en moneda extranjera, es que si bien pagan tanto capital como intereses en dólares, se los puede suscribir tanto con dólares como con pesos. Con lo cual, son una excelente opción para quienes están interesados en adquirir dólares para atesoramiento (esto es, para quienes compran divisas para guardar, no para gastar de inmediato). Esto es porque en el día de la licitación, los que suscriben Letes  en dólares con pesos lo hacen a un tipo de cambio mayorista, el “A 3500”, que suele ser unos 30 centavos más barato que el precio que piden los bancos por cada billete.

El lunes, por caso, el dólar 3500 estaba en $ 20,24 frente al $ 20,51 promedio de los bancos minoristas, una diferencia de 1,3% a favor de la cotización mayorista.

El rendimiento del 3,5% a un año, por otro lado, implica más de 3 veces el que ofrecen los plazos fijos en moneda extranjera de los bancos. Y por su corto plazo, apenas un año, es una inversión de muy bajo riesgo.

El mecanismo para suscribir Letes en dólares es sencillo. Alcanza con girar el dinero a invertir a una sociedad de Bolsa y dar la orden de suscripción. Al vencimiento, el resultado –capital más intereses- de la inversión se depositará en dólares estadounidenses en la cuenta comitente de cada ahorrista.