-

Se puede ganar hasta 10% anual en dólares con bonos soberanos

Las condiciones financieras internacionales siguen castigando a los países emergentes. En ese contexto, las opciones de inversión en dólares ganan atractivo y, en especial, aquellas que vencen en plazos más cortos sufren menos los vaivenes del mercado. Bonar 2020, Bonar 2021 y Bonar 2024 ofrecen rendimientos de hasta 10% anual en dólares.

Los sacudones internacionales parecen haberse moderado en las últimas semanas pero están lejos de haber terminado. En ese contexto, la estrategia de los ahorristas locales tiende a cargar la cartera de inversión con más activos en moneda extranjera. Dentro de ese universo, en especial para perfiles conservadores, los bonos en dólares de corto plazo ofrecen posibilidades muy interesantes de ganancias con rendimientos que llegan hasta el 10% anual en dólares.

Luego de que las turbulencias financieras golpearan al peso argentino desde abril a esta parte, las carteras de inversión de los ahorristas van mutando a alternativas defensivas con mucha participación de activos en moneda extranjera. Los especialistas recomiendan para los perfiles de ahorristas minoristas más bien conservadores colocar el 75% de las tenencias en dólares y no más del 25% en activos en pesos, con la expectativa de generar una ganancia extraordinaria con este fragmento menor de las inversiones en caso de una reversión de la tendencia.

Dentro de la cartera en dólares, los activos más líquidos -esto es, aquellos que se pueden comprar y vender a diario, sin necesidad de esperar varios días para encontrar un vendedor- y de corto plazo se destacan como los más interesantes para estar a la defensiva.

Un buen mix de Letes con bonos soberanos de corto plazo puede ser la mejor receta para la parte en dólares de la cartera y, entre estos últimos, los rendimientos se han vuelto muy interesantes en las últimas semanas.

Bonos como el Bonar 2020, con vencimiento en apenas dos años, el Bonar 2021, un año más de espera, y Bonar 2024 están en precios muy atractivos que permiten generar ganancias de capital y percepción de intereses más que interesantes.

El primero, Bonar 2020, cotiza a un precio tal que comprarlo en este momento y mantenerlo hasta su vencimiento supone un rendimiento anual de 8,25%. Es decir, es como hacer un plazo fijo bancario en dólares en el que la tasa interna de rendimiento equivale a esa cifra. El tiempo de espera, el capital y último pago de intereses cae el 8 de octubre de 2020, no es tan largo para una cartera que ahorra para el mediano plazo.

Algo parecido sucede con el siguiente bono más corto, el Bonar 2021, que a los precios actuales ofrece una tasa interna de retorno anual del 9,62%.

De más largo plazo, por su parte, el Bonar 2024 rinde hoy por hoy dos dìgitos: 10.08% a precios de principios de esta semana. Cuando como en este caso el plazo es algo mayor, no es necesario conservar ese papel hasta el día de su vencimiento. Al tratarse de un papel muy líquido, se puede vender a diario en el mercado a cambio de pesos o de dólares según se prefiera, ya que cotiza en las dos monedas.