-

Standards & Poor’s mantuvo la nota de Argentina

La calificadora de riesgo no duda de la capacidad ni de la voluntad de pago de la Argentina. Sostuvo en un informe que el acuerdo con el FMI ayudará a recuperar la confianza de los inversores. Para una de las tres grandes del negocio de ratings soberanos, la turbulencia que afectó al país no es motivo de preocupación.

Ayer la calificadora revisó la nota de la deuda argentina y decidió mantenerla de largo plazo en B+ y de corto plazo de B, con perspectiva “estable”. En un informe, argumentó que “pese a mayores presiones sobre la inflación tras la depreciación del peso en medio de una pronunciada volatilidad del mercado, esperamos que el gobierno actual implemente medidas de ajuste que estabilicen la economía argentina en los siguientes seis meses”.

Con su confirmación de la nota argentina, Standard & Poor’s dio por tierra con temores respecto a una rebaja que golpee las cotizaciones de las emisiones de deuda locales. Hasta ahora ninguna de las tres grandes del negocio de calificación de deuda pusieron en duda la capacidad de pago del país a pesar de un mes de mayo difícil, sobre todo en el mercado cambiario. Fitch y Moody’s tampoco decidieron bajas en la nota soberana.

Respecto al FMI, expresó que “ayudará a mejorar la confianza de los inversores y a mantener el acceso del Gobierno a capital para financiar sus fuertes déficit fiscal y de cuenta corriente”.

“Esperamos que la implementación de las medidas correctivas, incluyendo la revisión del presupuesto para este año y el que viene, será fundamental para establecer una mejora de las políticas en los próximos años”, dijo Standard & Poor’s.

Los analistas de la agencia de riesgo ponderaron positivamente el acercamiento del país al FMI e, incluso, no descartaron una mejora en la nota de la deuda soberana en un futuro próximo.

“Señales de una mejora institucional, junto con una mejora de las cuentas fiscales y externas, podrían llevar a una mejora de la calificación en los próximos 24 meses”, dijeron.