-

Tasa o ajuste por inflación: ¿qué conviene más?

El Tesoro cierra esta semana la colocación de un nuevo instrumento, letras ajustadas por inflación. Al mismo tiempo coloca letras en pesos tradicionales que rinden 4% mensual. Los inversores deberán hacer sus apuestas respecto a si la inflación será mayor al 4%.

En el marco de una nueva licitación de Lebac el Tesoro emitirá dos series de letras. Una ajustada por inflación y la otra a tasa fija. La intención oficial es plebiscitar la confianza de los ahorristas en el proceso de desinflación que está llevando adelante el Banco Central. Si nos guiamos por las expectativas de inflación, el ajuste mensual del 4% capitalizable aparece como mucho más atractivo.

El Ministerio de Hacienda anunció a fines de la semana pasada la colocaciòn de Letras del Tesoro Capitalizables en Pesos (Lecap) con vencimiento 22 de febrero de 2019, a un plazo de 91 días capitalizable mensualmente a la tasa nominal mensual de 4% y de Letras del Tesoro en Pesos Ajustadas por CER (Lecer) a un plazo de 91 días con vencimiento 22 de febrero 2019.

Las Lecer, que ajustan por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER) que sigue a la inflaciòn son una novedad. Se trata del primer instrumento de corto plazo, tres meses, ajustado por inflación que coloca el Gobierno como parte del proceso de desarme de Lebac.

Al emitir dos letras, una a tasas fija y otra ajustada por inflación, al mismo plazo el Tesoro está diciéndole a los ahorristas que hagan sus apuestas en lo que supone prácticamente un plebiscito de las expectativas de inflación.

Las Lecap se llaman capitalizables porque funcionan como un plazo fijo mensual que se renueva automáticamente cada 30 días. Cada mes suman el rendimiento del 4% al capital, lo que vuelve al rendimiento nominal en una tasa combinada mucho más atractiva. Al sumar 4% de intereses cada mes, en tres meses arroja un rendimiento punta a punta de casi 12,5%.

Del otro lado, las flamantes Lecer pagará lo que varíe el índice de precios al consumidor en el mismo período. Con expectativas de inflación del 3%, que podrían sufrir una sorpresa a la baja, para el mes de noviembre y datos aún menores a partir de los meses siguientes, de acuerdo a lo que tienen en mente las consultoras la decisión es muy fácil: la tasa fija rinde más.

Después, cada ahorrista hará sus apuestas. Si confía en el trabajo del Banco Central, podrá elegir la tasa fija. Sino, apostar porque los precios le tuercen el brazo.

Para invertir en letras del Tesoro sólo hace falta contar con una cuenta en una Sociedad de Bolsa, un trámite muy sencillo, similar al de abrir una cuenta en el banco. Con transferir el dinero y dar la orden ya se está invirtiendo. En principio, el Tesoro acepta cualquier oferta desde los $ 1000, lo que indica que se trata de un instrumento bien minorista. Aunque se recomienda hacer inversiones iguales o superiores a los $ 50.000.