-

Titulos en pesos ganaron hasta 10% en septiembre

Con el dólar tranquilo y las tasas de interés todavía altas, al menos en comparación con la inflación, los activos en pesos volvieron a dar la nota en un mes de septiembre en el que abundaron los números positivos en el mercado de capitales porteño. Las acciones también subieron, encabezadas por energéticas con nuevas tarifas.

El índice Merval de la Bolsa de Buenos Aires gano 6,6% en septiembre, con acciones de energéticas que mostraron subas de hasta el 28% entre las más cotizadas. Por el lado de los bonos, los papeles en pesos salieron favorecidos por la calma del dòlar y ganaron hasta casi 10% en el mes, frente a una suba máxima del 6% en los títulos en dólares. Fue otro mes de ganancias para los ahorristas que optan por el mercado de capitales.

Los bonos en pesos volvieron a dar la nota en el mes de septiembre, gracias a la calma del dòlar y las tasas en pesos todavía por encima de una inflación que, además, tiende a desacelerar. Los papeles en moneda local se benefician por las apuestas de inversores extranjeros que cambian sus dólares por pesos en el país para invertir a tasa y, con el dòlar estable o en baja, ven crecer su patrimonio medido en dólares.

Los dos bonos en pesos más destacados fueron el Discount en pesos y el Par en pesos, que rozaron los 10 puntos porcentuales de avance en el mes. El bono en dólares que más subió en el mes lo hizo al 6% en pesos.

Pero no sólo en bonos se fue septiembre. También fue el mes de las audiencias públicas que terminaron con las idas y vueltas por los aumentos hogareños de tarifas. Con el camino de subas de sus ingresos allanado, aunque sea por vía del gradualismo, las empresas con tarifa regulada que cotizan en la Bolsa no ahorraron subas. Entre las menos operadas, se destacó la disparada del 40% de Transener, el 39,5% de Endesa Costanera, el 23% de Transportadora Gas del Norte y el 20,3% de Metrogas. Entre las líderes, Pampa Holding anotó un sólido avance del 27,8%.

El índice Merval de la Bolsa de Buenos aires gana un 42% acumulado en los primeros 9 meses del año, lo que supera con creces a una inflación acumulada del 31% en ese mismo período, a tasas en pesos que nunca pagaron más del 38% anual y a un dòlar que avanzó apenas 18% en el mismo período.