-

Tras el golpe, el Merval sigue 25% arriba en el año

Los inversores locales pecaron de demasiado confiados al dar por descontado que MSCI elevaría a la Argentina a la categoría emergente por lo que las acciones cayeron. En las ruedas siguientes empezó la recuperación y el índice de las acciones líderes conserva una ganancia del 25% en el año. Invertir a largo plazo borra estas pérdidas momentáneas.

La semana pasada las acciones locales promediaron caídas de 8% en un solo día luego de que la esperada noticia del ascenso de la Argentina de la categoría de mercado de frontera a mercado a emergente no se concretara. La caída puede asustar a los más conservadores, pero no alcanzó para borrar las ganancias que acumula el índice de las acciones líderes de la Bolsa en lo que va del año, que es del 25%. La estrategia para que los golpes momentáneos no hieran los ahorros es hacer apuestas de mediano y largo plazo, donde más allá de las subas y bajas, las acciones siempre le ganan a los plazos fijos, el dólar, el ladrillo y hasta a los bonos.

Todos conocemos el caso de algún ahorrista que, acorralado en 2001, optó por comprar un departamento para no regalarle al Estado su cuenta bancaria. Seguro que esa persona siente que le fue bien. Sin embargo, los que en tiempos tan difíciles operaban acciones locales vieron aumentar más de 4000% el valor de sus inversiones si se quedaron en la bolsa todo este tiempo. ¿Demasiado tiempo para mantener esa inversión? No es tanto tiempo para mantener un departamento que se valorizó menos de 600% en ese mismo período.

Este es sólo un ejemplo extremo para mostrar cómo es que invierten en el mercado de capitales los ahorristas e inversores que no siguen el día a día de las cotizaciones no tratan de hacer una diferencia en dos días. Cuánto más largos son los plazos, los vaivenes se borran y la línea de avance suele ser siempre hacia arriba.

Así, el Merval acumula un avance del 25% en pesos en lo que va del año. Puede parecer mucho o no, pero si se compara con el 2,7% que gana el dólar en pesos en el mismo período es casi 10 veces más. Otra comparación posible es la estelar letra Lebac, que rinde 24,75% anual (la ganancia de las acciones es en medio año) o, si se quiere, el más llano plazo fijo que rinde 16,8% en un año.

El golpe por la no entrada a la categoría de frontera es real. Quedará pendiente para años próximos el ingreso del país a ese club de mercados prometedores. Pero, mientras tanto, nada le gana a las acciones.