-

Un Trump moderado acerca calma a los mercados

El terremoto más temido es ahora una realidad. Donald Trump gano en forma sorpresiva las elecciones presidenciales de los Estados Unidos y los mercados reaccionaron con bajas que duraron menos de lo esperado. A diferencia de la paranoia que genero el Brexit, las bolsas se recuperaron mas rápido.

Duro apenas unas horas. El índice S&P 500 de la Bolsa de Estados Unidos derrapo el miércoles 9 de noviembre, un día después de las elecciones presidenciales que en forma sorpresiva consagraron a Donald Trump como el 45º presidente de los Estados Unidos. Pero el derrumbe fue momentáneo ya que compras de oportunidad, las acciones se abarataron con la baja, devolvieron a las subas a y el indicador cerro 1,1% arriba ese mismo día. Un discurso moderado del presidente electo ayudo a dar vuelta el ánimo de los inversores y mostro que no hay un cataclismo en puerta. Sin embargo, algunas cosas cambiaron: las monedas, y entre ellas el precio del dólar en la Argentina, buscan un nuevo nivel y se generan oportunidades en los bonos en dólares de largo plazo.

En sus primeros días como presidente electo Trump dio signos de moderación. Sus primeros nombramientos para su gabinete fueron dirigidos a miembros del Partido Republicano, lejos de la retórica anti sistema que domino su campaña. Eso trajo calma respecto a las decisiones económicas que pueda llegar a tomar cuando el 20 de enero asuma el cargo.

En bolsas de países emergentes como la Argentina la novedad fue aprovechada para tomas de ganancias que hicieron caer al índice Merval de la Bolsa porteña. Una baja del 4,6% cerró el día después de las elecciones tras varias semanas de cotizar a máximos históricos y, desde entonces, el indicador local busca un soporte. Las amenazas de proteccionismo en los Estados Unidos y la tendencia a la suba de tasas en ese país llevo a algunos inversores a devolver sus apuestas al mercado norteamericano.

Los movimientos del dólar, que se fortaleció en todo el mundo, elevaron los rendimientos de la deuda estadounidense a 10 años y a plazos mayores, lo que hizo crecer las tasas que pagan los bonos argentinos. El Discount Ley Argentina paso de rendir 6,9% a pagar 7,9%, en lo que muchos ven como una oportunidad de compra ante los bajos precios ya que la expectativa de compresión de esos rendimientos se mantiene ante las políticas pro mercado del Gobierno argentino.