-

Una buena noticia llegada desde los Estados Unidos

La Reserva Federal de los Estados Unidos confirmó que seguirá un rumbo cauteloso en lo que queda del año y eso fue suficiente para alegrar a los inversores de todo el mundo, Argentina inclusive. Habrá dos subas de tasa más este año, pero ese aumento en los costos de fondeo no es visto como grave. Por eso hubo fiesta bursátil.

El miércoles pasado, día de nuestra última entrega, la Reserva Federal finalmente hizo lo que todos esperaban y subió la tasa de referencia desde el rango de 0,50% y 0,75% al de 0,75% y 1%. Hasta aquí, ninguna sorpresa que pudiera influir en los precios de bonos y acciones de todo el mundo. Pero lo que faltaba saber era cuál sería el ritmo de futuras subas de tasas y la presidenta de la “Fed”, Janet Yellen, no defraudó: confirmó que quedan dos este año, con lo cual no hay apuro para elevar los rendimientos. Esto es positivo para países emergentes como la Argentina, porque promete mantener atractivos a nuestros bonos y acciones, y por eso la Bolsa saltó.

El Merval de la Bolsa de Buenos Aires ganó 1,6% ese día, acompañando a Wall Street y a todas las plazas bursátiles que cerraron con números positivos. Es que a pesar de haber subido dos veces en menos de tres meses la tasa de interés estadounidense se mantiene en niveles históricos muy bajos, lo que garantiza un flujo de capitales sostenido para las bolsas y los mercados de los países emergentes por un buen tiempo más.

En la semana, el Merval terminó 2,9% arriba como resultado del optimismo que generó la noticia monetaria en el país del norte. Pero la suba no permitió recuperar el record de 20.200 puntos obtenido este año y no todo fue parejo entre las distintas acciones. El panel líder fue encabezado por YPF (11,8%), Transportadora Gas del Sur (9,6%), Mirgor (9,3%) y Aluar (9,2%). Por el lado de las bajas, las más significativas fueron para Petrobras, Consultatio, JMIN y SAMI, que cedieron 4,8%, 3,9%, 3,3% y 2,3%.

El Merval gana 13,09% en lo que va del año y 53% en los últimos doce meses. Como siempre, el que apostó a acciones ganó.