-

Vence el Bonar 2017. ¿En qué invertir el pago?

El mes que viene llega a su fin la vida de uno de los bonos más importantes del mercado local, uno que supo concentrar las apuestas de buena parte de los ahorristas que no lograban ir al dólar en tiempos de cepo, el Bonar 2017. Usar su vencimiento para comprar títulos de más duración es una gran idea para que los ahorros sigan trabajando.

El 17 de abril próximo el Bonar 2017, o AA17 como se lo conoce en la jerga, pagará su último cupón de intereses y todo el capital a sus tenedores. Será el fin de la vida de un título emitido 10 años atrás y, en principio, le costaría al Gobierno algo menos de u$s 6000 millones. Los tenedores de ese bono que perciban el pago en los días posteriores al vencimiento tienen la oportunidad de colocar ese dinero en títulos que rinden desde 4,6% anual, a plazos que parten desde los 3 años.

Con el dólar planchado y la inflación todavía pujante no es necesario deshacer las tenencias en dólares, pero sí hacerlas rendir. Con lo cual al cobrar el vencimiento del AA17, salvo que se destine a algún consumo inmediato, necesita volcarse rápido a alguna inversión que mantenga trabajando a esos ahorros.

Ya que los plazos fijos bancarios ofrecen menos del 1% anual para colocaciones en dólares, el mercado de capitales es la única opción atractiva. En primer lugar, los dólares se pueden colocar en las Letes que emite cada dos semanas el Tesoro, con rendimientos del orden del 3% anual por plazos que en genera rondan entre los 90 días y el año. El problema con las letras en dólares del Tesoro es que no siempre es posible colocar todos los ahorros deseados porque el Gobierno, cuando recibe muchas ofertas, sólo adjudica una parte de lo que ofreció cada inversor.

La otra alternativa, entonces, es irse a plazos más largos. Para los ansiosos el Bonar 2018 vence el año que viene y rinde 2,4% anual, poco en comparación con la Lete. Pero con sólo dos años más de duración se puede empezar a gozar de rendimientos anuales más atractivos.

El Bonar 2020, por ejemplo, rinde 4,6% a su precio actual. Esto significa que quien lo compra hoy y espera a su vencimiento ganará eso cada año, como si hubiera hecho un plazo de mediano plazo. El Bonar 2021, un año más largo, rinde 5,2% y el Bonar 2026 paga 6,8%.

El riesgo en estas colocaciones es un eventual impago del Tesoro, algo de baja probabilidad dado el nivel de reservas del Banco Central en máximos de 5 años y el flujo entrante de divisas de deuda.

Para suscribir estos papeles sólo hace falta esperar el vencimiento del Bonar 2017 y ordenar a su corredor de Bolsa que coloque el pago en los nuevos papeles. Lo interesante es que en caso de necesidad se puede vender los bonos a cambio de pesos o de dólares, según se prefiera, en sólo 72 horas. Por otro lado, además, las colocaciones en bonos soberanos no pagan Impuesto a las Ganancias ni Bienes Personales.