Bonos soberanos más firmes

Los bonos soberanos en dólares acumulan ganancias importantes en lo que va del mes. El Gobierno parece dar señales de encaminarse a una reestructuración de deuda rápida y dura en sus condiciones. Pero los precios estaban tan bajos que tenían mucho más para ganar que para perder después del castigo de este año. Las ganancias son dispares y se enfocan en distintos plazos.

Las apuestas por deuda soberana en dólares de la Argentina no dejaron un sabor dulce en los últimos cuatro años. Los papeles de deuda argentina supieron perder casi la mitad de su valor en una sola rueda después de las primarias de agosto. El panorama no es rosa. Ahora, quien haya logrado mantenerse líquido en lo peor del cimbronazo financiero está experimentando ganancias interesantes. En particular tras el cambio de Gobierno.

Los bonos soberanos en dólares acumulan ganancias generalizadas en el mes. El Bonar 20, uno de los más castigados por su corto plazo, suma un 14,3% en pesos en lo que va de diciembre. El Discount Ley Argentina más del 20%. El Bonar 25 un 9,2% y el Bono Centenario otro 3,3%.

Los avances pueden parecer relativizados porque son en pesos, pero comparan con un movimiento del tipo de cambio implícito -el contado con liquidación- negativo en el período. Al martes, el liqui retrocedía 0,3%. Esto quiere decir que la ganancia en pesos equivale casi exactamente al avance en dólares.

Como ya desarrollamos en este envío, el rebote responde a los pasos acelerados que parece estar dando el Gobierno para sentarse a negociar una reestructuración de deuda cuanto antes y con un panorama fiscal algo más despejado.

La toma de posiciones, a medida que y si el avance se consolida, pasa a ser riesgosa. Los bonos no van a volver a sus precios previos a las primarias porque descuentan una reestructuración con quita.