Crece el mercado local de acciones extranjeras

En contexto de trabas cambiarias, un instrumento de inversión gana espacio en el mercado local. Se trata de los Cedear, certificados que permiten invertir con pesos en acciones de Wall Street y otros mercados. Como ajustan al precio en dólares de esas acciones a un tipo de cambio similar al contado con liqui, son una forma de atar los ahorros al dólar

Cómo ya mencionamos varias veces a través de estas mismas líneas, un instrumento de inversión local gana terreno en el mercado porteño: los Cedear. La Bolsa porteña recortó recientemente el valor mínimo necesario para operarlos, lo que permite que más minoristas se sumen a operarlos, y el volumen operado está en récords.

La sigla que le da nombre a estos instrumentos surge de “certificado de depósito argentino” y se trata de un vehículo que permite la compra de acciones de Wall Street por parte de sociedades de Bolsa locales que luego las ponen a cotizar en moneda local en el mercado porteño. Sus precios, más allá de la oferta y demanda locales, es el mismo que en la Bolsa de Nueva York. Cotizan en pesos a un tipo de cambio por dólar similar el contado con liquidación, una de las cotizaciones paralelas que el cepo cambiario puso en el centro de la escena.

Si al inicio del cepo señalábamos que existía un repunte en el interés por estos activos, hoy estamos viendo un verdadero boom. El volumen operado en Cedear en la Bolsa porteña casi por cinco en lo que va del año en comparación con 2018, el último año sin cepo. Superó los USD 700 millones acumulados.

En momentos en los que la tasa de interés en pesos rinde cada vez menos y que las alternativas dolarizadas de inversión están trabadas, los Cedear aparecen como una alternativa cómoda y sencilla para colocar ahorros en pesos y ponerlos a salvo de cualquier disparada cambiaria, ya sea del dólar oficial o de las cotizaciones paralelas.

Dado el éxito de los Cedear, la Bolsa decidió facilitar su operatoria. Recientemente habilitó la operación de 42 nuevas acciones de empresas en el exterior y se redujo el valor mínimo autorizado para operar a VN 1, lo que en los hechos se traduce en unos $ 5.000, de manera tal de facilitar la inversión minorista.