El acuerdo comercial entre China y los Estados Unidos marca el ritmo de los mercados globales

Con los principales índices de Wall Street resistiendo cerca de máximos históricos, el mundo busca novedades de la ardua negociación comercial entre las dos principales economías del mundo. Las charlas parecen haber llegado a un punto puerto, pero al menos no escalan. Los detalles del día a día de la negociación determinan la suerte de los mercados. La próxima fecha clave es el 15 de diciembre.

El año bursátil entra en su recta final. Ya los balances de las empresas pasaron, con resultados eminentemente positivos, y no se esperan cambios de relevancia en materia de política monetaria: la Fed ya dio a entender que se detuvo la baja de tasas. Con todo eso despejado, el gran catalizador para el humor inversor es la negociación comercial entre China y los Estados Unidos.

El viernes pasado el S&P 500, el índice más representativo de Wall Street, volvió a anotar un récord y en las ruedas que siguieron el mercado lo defendió bien. 

Entre los drivers para ese sostén, se cuentan las novedades respecto a una “tregua” para la tecnológica Huawei, una de las principales firmas chinas. Vetada por el Gobierno de los Estados Unidos para cerrar contratos con empresas norteamericanas, tendrá 90 días más para seguir trabajando con sus asociadas. El guiño fue leído como positivo en el mercado.

Por otro lado, un reporte de CNBC en el que funcionarios chinos muestran pesimismo respecto del futuro de las negociaciones pesaron en el ánimo inversor.

En las últimas horas, se habla de un punto muerto en las negociaciones puntuales sobre al menos tres temas: productos agrícolas, aranceles a implementar y propiedad intelectual. Pero con la cumbre de Cooperación Económica Asia-Pacífico frustrados suspendida por la crisis en Chile, ya no hay un foro al que esperar para nuevas definiciones. El 15 de diciembre, sin embargo, se define si Donald Trump extiende o no tarifas punitivas contra productos chinos. Esa es la próxima fecha que mira el mercado.