El Banco Central mantiene a raya a los dólares financieros

La semana pasada los dólares financieros captaron las miradas, con el contado con liquidación llegando a los $170 por unidad. El repunte, atribuido al pago de aguinaldos y la reducción del impuesto a las Ganancias para los salarios por debajo de $150.000, provocó la reacción del Banco Central que salió a vender fuerte para evitar una disparada.

El dólar contado con liquidación llegó a los $170 cerca del cierre de la semana pasada y forzó al Banco Central a salir a bajarlo. La divisa de referencia en el mercado financiero, el costo de comprar bonos con dólares y venderlos a cambio de dólares en el exterior, se disparó de la mano del dólar MEP y el informal en un movimiento que en el mercado atribuían a mayor disponibilidad de pesos en los bolsillos de los ahorristas. 

La intervención oficial indica que la autoridad monetaria seguirá de cerca la cotización y buscará impedir sacudones en meses en los que las liquidaciones de exportaciones tienden a reducirse.

La entrada del Banco Central al mercado fue bien visible y sirvió como una señal para los operadores. Se notó en la diferencia entre la baja de la cotización en pesos del bono AL30, ley local -el más usado para la compra de dólar MEP- y el título GD30 ley global libre del alcance del poder de fuego de las reservas internacionales.

Para adelante, y con las elecciones legislativas de este año asomándose en el horizonte, las pulseadas entre el Banco Central y el mercado prometen volverse frecuentes. La autoridad monetaria vende a tipo de cambio paralelo las reservas que supo conseguir durante la cosecha a tipo de cambio oficial. Más allá de la ganancia contable en pesos que obtiene, se garantiza así que no haya saltos abruptos del MEP y el contado con liquidación.

Las leves turbulencias, por ahora, no alcanzan a inquietar. En el mercado se leyeron como resultado de la inyección de pesos a los bolsillos de los ahorristas propias de este mes del año, en el que se cobra el medio aguinaldo. 

También como los primeros efectos de la llegada de los salarios libres del Impuesto a las Ganancias, luego de la implementación de la ley que lo elimina para sueldos brutos de hasta $150.000. 

De ser esas las causas, la tendencia alcista para los dólares paralelos debería continuar algunas semanas más antes de ceder.