El canje logró calmar al frente cambiario al menos por un día

El canje logró calmar al frente cambiario al menos por un día

Las cotizaciones del dólar que se operan a través del mercado de bonos, el dólar MEP y el contado con liquidación, tuvieron un descanso de relevancia gracias a la noticia del acuerdo. Ambos cayeron por debajo de los $ 120 con recortes de más del 6% ayer, en una señal respecto a que el frente cambiario se puede domar si el Gobierno va solucionando problemas.

Fue una prueba pequeña de lo que puede pasar si el Tesoro logra normalizar sus cuentas. Con el grueso de los vencimientos de deuda empujados hacia el futuro, la capacidad de pago del Estado ahora es vista como mucho más sólida. Y la probabilidad de una nueva crisis de deuda, como mínimo, se posterga. 

Esta inyección de confianza, en la Argentina, tiene un efecto directo sobre las expectativas de devaluación. Y más aún en medio de controles de cambio. 

Un paso positivo como la resolución de las negociaciones con acreedores privados es sólo eso, un punto que necesita alinearse con muchos otros para formar una trayectoria. Pero es un paso al menos en la dirección correcta.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, y el titular del Banco Central, Miguel Pesce, han dicho en repetidas ocasiones que la “estabilidad” que surgiría de mejorar el perfil de deuda de la Argentina podría ser el disparador de relajaciones en el mercado cambiario. Los importadores son, potencialmente, los principales beneficiarios de la relajación de restricciones. Y, en caso de que la trayectoria de políticas mantenga la senda positiva, pasar a otros mercados.