El Coronavirus golpeó más fuerte de lo previsto

El Coronavirus golpeó más fuerte de lo previsto

Proyecciones del Banco Mundial estimaron que el producto de la Argentina caerá 7,3% este año, en línea con el 7,2% que caerá la región y por encima del 5,2% que perderá la economía global. Las proyecciones son aún más pesimistas que dos meses atrás, cuando el organismo esperaba que la actividad se contrajera 5,2%.

Las medidas de distanciamiento social que tomaron, con distinto grado de intensidad, prácticamente todos los países del mundo para reducir la tasa de contagio del coronavirus Covid-19 están golpeando más fuerte de lo esperado. El Banco Mundial actualizó sus proyecciones para este año y estimó que la Argentina caerá 7,3%, mucho más que el 5,2% que esperaba dos meses atrás.

La economía global está sufriendo el impacto y, a pesar de que las perspectivas mejoraron y que se espera un rebote en la medida en que los países pueden avanzar hacia la nueva normalidad post-Covid, el freno es más importante de lo calculado en un comienzo.

La economía mundial se contraerá este año 5,2% como consecuencia del golpe provocado por la pandemia de coronavirus y experimentará la mayor caída desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, dijo el organismo.

En ese contexto, la región será golpeada aún más duro. América Latina será la región con el desplome más pronunciado, del 7,2% en 2020, el mayor en más de dos décadas, con una contracción de Brasil de alrededor del 8%, del 7,5% en México y de 7,3% en la Argentina. Estados Unidos, por su parte, se contraerá 6,1% este año y la zona euro bajará 9,1%.

La recuperación para la Argentina en 2021, en principio, sería del 2,1%, más que nada arrastre estadístico que está lejos de ser un rebote en forma de “v” corta.

Sólo dos meses atrás el propio Banco Mundial esperaba que el producto de la región retrocedería 4,6% este año, con un 5,2% de caída de la Argentina y del 5% en Brasil.

El informe explicó que la prolongación de las medidas de distanciamiento social y la debilidad de los mercados de materias primas hicieron corregir a la baja las proyecciones iniciales. 

Y el organismo advirtió que los números pueden ser revisados a la baja a la brevedad  ante el riesgo de “un resurgimiento de la ola de disturbios sociales del año pasado, las reacciones de mercado cada vez más adversas al aumento de la deuda pública, precios de los productos básicos más débiles de lo esperado, y persistente incertidumbre relacionada con la pandemia que frena la recuperación del sector servicios”.