El elegido de Biden para la Fed es Jerome Powell: qué significa para la Argentina

El elegido del presidente de los Estados Unidos, Joe Biden, para reemplazar al titular de la Fed Jerome Powell es, ni más ni menos, que el propio Powell. La novedad, revelada este lunes, da por tierra con especulaciones de candiatos más partidarios de una política monetaria laxa y reafirma el camino en dirección a subas de tasa en el futuro cercano. Qué significa para Argentina y otros emergentes.

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció este lunes que nominará a Jerome Powell para que cumpla un segundo mandato al frente de la Reserva Federal (Fed) durante cuatro años más. La revelación hizo subir las tasas de los bonos del Tesoro a 10 años, ya que fue leída como un confirmación del rumbo hacia una normalización de la política monetaria tras la pandemia. Para emergentes como la Argentina, la noticia implica que la liquidez global seguirá reduciéndose y el dato influye en precios de bonos y acciones.

Según indicó el mandatario a través de un comunicado, su decisión de nominar a Powell se debe al manejo de la política monetaria implementada desde la Fed para afrontar la pandemia. 

El organismo implementó programas de préstamos, redujo las tasas de interés a casi cero e inició un programa mensual de compra de bonos que aumentó las tenencias de bonos del Tesoro y valores respaldados por hipotecas en USD 120.000 millones al mes.

En las últimas semanas se especulaba sobre la decisión de Biden. Los nombres en danza eran Powell, republicano, y Lael Brainard, demócrata que fuera nombrada por el ex presidente Barack Obama en 2014, cuando Biden era vicepresidente.

Brainard era vista por el mercado como una “paloma” y su designación hubiera implicado, a ojos de los inversores, una extensión de la política monetaria laxa que implementó Powell para intentar paliar los efectos económicos de la pandemia. 

 

La elección no implica un nombramiento automático, la propuesta de Biden -en la que Brianard va como número dos- deberá ser confirmada en el Senado, aunque se espera que la prueba sea superada sin problemas. 

La mayoría de los republicanos en el Comité Bancario del Senado ya había respaldado públicamente a Powell, quien fue nominado por primera vez como presidente de la Fed por el expresidente Donald Trump y confirmado con votación de 84-13. Varios demócratas han elogiado el liderazgo de Powell en la Fed y han citado la necesidad de continuidad en el banco central, ya que la economía más grande del mundo aún está emergiendo del impacto de la pandemia.

La novedad tuvo su impacto en los mercados, ya que implica una confirmación del “tapering” que ya anunció Powell y que consiste en la reducción gradual de compra de deuda, una reducción de la liquidez en el mercado que implica una política monetaria contractiva. El tapering es paso previo al inicio del ciclo de suba de tasas que se espera dado el repunte de la inflación en los Estados Unidos.

Tasas más altas en los Estados Unidos ponen un tope a la suba de activos de riesgo como acciones de Wall Street, y prevé un rebalanceo de carteras a nivel global que para emergentes como la Argentina implicará menos inversiones en acciones y bonos que, en cambio, se dirigirán a aprovechar las mejores tasas en países centrales. El inicio de semana en rojo del mercado local tuvo en esto uno de sus condimentos.