El Merval no para de trepar

A pesar de que se tomó un descanso después de 9 ruedas consecutivas de alza, el índice S&P Merval continúa en tono alcista, de la mano del buen clima global para emergentes. Gana casi 30% en el año y, en el mes, anotó una suba del 12% que es toda en dólares dado que el contado con liquidación se mantuvo tranquilo.

El buen tono que mostraron las acciones de empresas argentinas en mayo se mantuvo en el comienzo de junio. Con una sola excepción, el índice S&P Merval subió en todas las ruedas del mes. Y las ganancias son aún más jugosas si se tiene en cuenta que el dólar contado con liquidación no se movió en lo poco que va de junio.

La trepada de las acciones argentinas después de meses de recorrido bajista o directamente estable tomó por sorpresa a inversores que mostraban nulo apetito por los papeles locales.

Pero el despertar fue contundente. Respecto de mínimos en dólares en el año, el índice local trepa casi 30%.

El movimiento se da con un volumen operado que triplica los de principios de año. El aumento en el flujo de inversiones llevó a todo tipo de hipótesis respecto a que empuja a los precios.

La mejora macro, con más dólares en el Banco Central gracias a la suba de las materias primas, es una de ellas. También señales todavía tenues de que el Gobierno no descarta avanzar en dirección a un acuerdo con el FMI y el Club de París.

Pero más allá de cualquier factor local, la suba de las acciones argentinas se da a la par de avances generalizados en activos emergentes resultado de la continuidad de la política monetaria laxa en los Estados Unidos. Los temores a un repunte inflacionario en ese país no desaparecieron, pero ni el Gobierno ni la Reserva Federal parecen estar dispuestos a retirar el estímulo a una economía todavía afectada por la pandemia.

Más allá de los titulares locales, el factor internacional parece haber sido el decisivo para despertar finalmente a la Bolsa porteña.