El mundo empieza 2020 esperanzado por el acuerdo comercial

Wall Street dio su primer paso de 2020 con el pie derecho. Justo antes del fin de año el banco central de China decidió relajar su política monetaria para impulsar al crédito y empujó a los mercados de todo el mundo. Con una Bolsa de Nueva York que ya estaba en récord y la esperada firma del acuerdo de “fase uno” entre China y Estados Unidos los mercados quieren seguir alcistas.

El año empezó con un tono tan positivo como el que dominó todo 2019 para los mercados de referencia. Los índices principales de Wall Street, que alcanzaron y sostuvieron récords históricos en 2019, se animaron a llegar aún más alto en la primera rueda del año.

El impulso llegó desde China. El Banco Popular de China (PBOC) anunció después de la última rueda de 2019 que recortaría los requerimientos de liquidez para los bancos comerciales de ese país, lo que liberaría más de USD 100.000 millones en fondos para prestar.

La medida, en los hechos una relajación de la política monetaria, busca apuntalar el crecimiento económico en el gigante oriental, afectado por una desaceleración de su tasa de expansión de la actividad.

El feriado global por el año nuevo retrasó la reacción, pero inmediatamente después de las fiestas los mercados tomaron nota de la decisión china. Las bolsas asiáticas, europeas y americanas se movieron hacia sólidos avances, en una prueba de que los indicadores bursátiles están dispuestos a probar nuevos máximos.

El eje del optimismo está en la desaparición de principal riesgo para la economía global: una disputa comercial entre las dos principales potencias del mundo que hiciera caer el comercio mundial. 

Esa saga que dominó a los mercados en todo 2019 está a punto de cerrarse con la llegada a un acuerdo preliminar, de “fase uno”, que firmarán en los próximos días el premier chino Xi Jinping y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump.