El mundo trata de ver más allá de la pandemia

El mundo trata de ver más allá de la pandemia

Los mercados globales recuperaron algo de tranquilidad en las últimas semanas, a pesar de que los primeros balances de empresas golpeadas por la caída en la actividad global fueron tan malos como se esperaba. Mientras en la mayoría de las economías se estabiliza la curva de contagios, las primeras pruebas para relajar el distanciamiento social tienen lugar e ilusionan tímidamente al mercado.

El índice S&P 500 de Wall Street ya recupera 33% respecto de su mínimo tocado en medio del “coronacrash”, en lo que es un importante repunte respecto del peor momento del contagio financiero de la pandemia de coronavirus COVID-19. Los mercados de todo el mundo ahora siguen de cerca los intentos por relajar las medidas de distanciamiento social en cada país golpeado por la crisis sanitaria global y los estímulos todavía vigentes de los Gobiernos.

El índice principal de la Bolsa de Nueva York, sin embargo, todavía no se recupera del golpe. Todavía no logra superar los 3000 puntos que perforó a principios de marzo para nunca más volver a cruzarlo. 

Los intentos por reabrir las ciudades para recuperar la actividad económica están en el eje de las preocupaciones de los inversores. Esta semana Alemania, Corea y la propia China trajeron noticias mixtas con sus salidas de la cuarentena.

Alemania y Corea detectaron nuevos contagios luego de la relajación, mientras que en la ciudad china de Wuhan anunció testeos masivos luego de que se detectaron casos posteriores a la reapertura de la ciudad.

El primer ministro italiano, Giusseppe Conte, dijo durante el fin de semana que podrían aliviar sus restricciones de bloqueo antes de lo planeado si el brote sigue bajo control, mientras que el primer ministro británico, Boris Johnson, dio a conocer un plan “condicional” para reabrir lentamente la economía. 

De todas formas, a medida que diferentes partes del mundo comienzan  a retomar parte de la actividad, no se deja de monitorear de cerca el ritmo de contagios y cualquier posible aceleración en el mismo.

Con más de 4,1 millones de casos confirmados de coronavirus en todo el mundo, de los cuales 1,3 millones de esas infecciones provienen de Estados Unidos, la reapertura de las economías no parece estar a la vuelta de la esquina.