Empiezan las consultas a los acreedores

Empiezan las consultas a los acreedores

El exigente cronograma que se impuso el ministerio de Economía para tratar de alcanzar un acuerdo con acreedores antes de abril avanza y el Gobierno se esfuerza por intentar seguirlo. Para esta semana estaba previsto el inicio de consultas a acreedores, algo que empezó tímidamente en estos días.

El tiempo es impiadoso con el plan oficial de conseguir un acuerdo para la reestructuración de la deuda soberana antes del 31 de marzo próximo. El “Cronograma de acciones para la gestión del Proceso de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa” que se impuso el ministro de Economía, Martín Guzmán, marca que en estos días se debe dar inicio a un período de 10 días de consulta con tenedores de deuda para tantear posibles ofertas. Las consultas se iniciaron este martes, con contactos a fondos locales y extranjeros. 

Aunque Economía tiene dificultades para seguir el ritmo de su propio cronograma, a esta altura ya debería estar firmado un contrato con un agente de información que mapee las tenencias de bonos argentinos, al menos uno de los puntos planteados tuvo su inicio en tiempo y forma.

El itinerario marca que deberán celebrarse “reuniones e intercambio de visiones con tenedores de la deuda pública externa sobre la base de los lineamientos del Análisis de Sostenibilidad de la deuda pública” que presentó Guzmán en el Congreso. 

Según fuentes del mercado, esos contactos empezaron este mismo martes. Aunque con timidez. Fondos locales, institucionales, y extranjeros recibieron las primeras convocatorias. Las consultas buscan recabar información sobre la predisposición de los principales tenedores de bonos para un cambio de bonos en circulación por nuevas emisiones con períodos de gracia más largo y quitas de capital y/o intereses.

Las comunicaciones oficiales están todavía en una etapa muy preliminar, sin indicios oficiales de estimaciones de quitas o plazos. Los contactos, sin embargo, se están topando con el escepticismo de los fondos tenedores de bonos que comunican poco a la espera de conocer más sobre las cartas que tiene en la mano el Gobierno.

El proceso de consulta debería terminar cerca del final de febrero, momento para el que está prevista la presentación de un informe sobre las visiones recabadas entre los inversores consultados. 

El cronograma marca, además, que en estos días debería empezar el proceso de contratación de asesores financieros, bancos y representante legal para llevar adelante la oferta de reestructuración. Para la primera semana de marzo, finalmente, Economía debería tener la estructura final de la oferta con el fin de lanzarla en la segunda semana del mes que viene.