Expectativas de otro año de alta inflación renuevan el interés por los bonos CER

Los títulos de deuda ajustados por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER), que sigue a los datos de inflación del Indec, recuperan atractivo de la mano de expectativas de un 54,8% de inflación para 2022. Este jueves se publica el dato clave de inflación de diciembre

Ante las expectativas de otro año de muy alta inflación los inversores que por necesidad o estrategia necesitan cubrir tenencias en pesos del acelerado ritmo de avance del nivel general de precios vuelven a mirar con buenos ojos a los activos ajustados por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).

La nutrida oferta de letras y bonos que ajustan por el índice que sigue al Índice de Precios al Consumidor del Indec permite una amplia gama de opciones en este sentido. En particular, los más largos como el Boncer 23 y Boncer 24 tuvieron subas considerables en las últimas ruedas de la mano de expectativas de una dinámica inflacionaria más duradera y atrasos en sus cotizaciones en comparación con emisiones de deuda a más corto plazo.

El último Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM) publicado la semana pasada por el Banco Central nuestra que la mediana de previsiones del medio centenar de especialistas que responden a la encuesta oficial llegó al 54,8% para los doce meses de 2022, 2,7 puntos porcentuales más de lo que esperaban un mes antes.

El dato de diciembre que se publica este jueves puede ser clave para las cotizaciones de toda la curva CER. Las expectativas están puestas en un número que gira alrededor del 3,7% y el 4% mensual.

De cara a estás previsiones, los títulos CER fueron algunos de los activos de mejor rendimiento durante el mes de diciembre entre los bonos de deuda.