La Provincia de Buenos Aires también busca reestructurar

La Provincia de Buenos Aires también busca reestructurar

De la mano del anuncio de la postergación del pago de la deuda ley local, la Provincia de Buenos Aires anunció en forma sorpresiva que presentará su propio análisis de sostenibilidad de la deuda de manera tal de dar un paso en dirección a un acuerdo con acreedores. El distrito que conduce Axel Kicillof tiene margen hasta junio antes de enfrentar vencimientos fuertes. Sin embargo, depende de la negociación nacional para salir airoso.

En línea con las noticias provenientes del Gobierno Nacional, la Provincia de Buenos Aires hizo un comunicado sorpresa el domingo por la noche, en el que anunció de que presentará su propio plan de sostenibilidad de la deuda. Es el primer paso para una reestructuración paralela a la de la Nación.

La movida se basa en el antecedente del canje de 2005, en el que el Gobierno Nacional lideró las negociaciones y Provincia de Buenos Aires siguió la misma línea.

Entre los operadores, la lectura del anuncio fue positiva. Las necesidades del distrito no son tan urgentes como las de la Nación, por lo que un reperfilamiento similar al que anunció el Tesoro Nacional no sería necesario.
De la misma forma, no se espera mucho del análisis de sustentabilidad, dado que los fundamentos del canje no vendrán del perfil de vencimientos provincial sino de las condiciones que acuerde el Tesoro Nacional, si es que alcanza alguna salida negociada.

La administración a cargo de Axel Kicillof tiene un poco más de espacio en términos de
vencimientos inmediatos en dólares en comparación con lo que enfrenta la Nación. El próximo pago en dólares de relevancia llegará en mayo y es por un monto de u$s 116 millones.

El panorama en cuanto al perfil de vencimientos bonaerense se empieza a complicar más tarde, el mes de junio, cuando enfrente el vencimiento de la mitad del capital del bono Buenos Aires 2021. Se trata de algo menos de u$s 500 millones, sumando capital e intereses y contando sólo aquella parte del desembolso que tiene como destino a acreedores privados.