La secretaria del Tesoro de Biden habló en el lenguaje de los mercados

Janet Yellen, vieja conocida de los inversores por su paso por la Fed durante el gobierno de Barack Obama, habló el idioma de mercados adictos al estímulo de los Gobiernos mientras el mundo intenta superar la pandemia. Sin pelos en la lengua, habló de “actuar a lo grande” para confirmar un paquete de USD 1,9 billón. Hoy asume el nuevo presidente y los mercados lo celebran.

Janet Yellen, la funcionaria elegida por el presidente electo Estados Unidos Joe Biden para dirigir el Departamento del Tesoro, le dijo a senadores este martes que el gobierno debe “actuar a lo grande” con su próximo paquete de ayuda para el coronavirus. Hoy asume el nuevo presidente y su futura funcionaria, vieja conocida de los inversores tras dirigir la Reserva Federal durante la presidencia de Barack Obama, no defraudó con sus palabras. Habrá palomas en Washington y se emitirá tanta deuda como sea necesaria para estimular la economía.

Como resultado, los tres principales índices norteamericanos -el S&P 500, el Dow Jones y el Nasdaq- cerraron ayer en terreno positivo, arrastrando al resto de los mercados del mundo. Las acciones argentinas no se quedaron afuera, con subas de hasta el 8% en Wall Street.

Biden, que tomará posesión del cargo hoy, planteó la semana pasada una propuesta de programa de estímulo por USD 1,9 billón, argumentando que se necesita una inversión audaz para poner en marcha la economía y acelerar la distribución de vacunas a fin de controlar el virus.

“Ni el presidente electo ni yo proponemos este paquete de ayuda sin tomar en consideración la carga de la deuda del país. Pero ahora mismo, con las tasas de interés en mínimos históricos, lo más inteligente que podemos hacer es actuar a lo grande”, sostuvo la funcionaria ante legisladores..

“Creo que los beneficios superarán con creces los costos, especialmente si nos preocupamos por ayudar a las personas que han estado con problemas durante mucho tiempo”, dijo también la ex banquera central.

Como resultado del paquete de ayuda, muchos estadounidenses recibirán cheques de alivio de USD 1.400 que se sumarían a los cheques de USD 600 del proyecto ya aprobado por el Congreso en diciembre. También los americanos asistidos a través de seguros de desempleo pasarán a cobrar USD 400 semanales en lugar de los USD 300 actuales.

Pero el paquete impulsa a los mercados, entusiasma a inversores tanto por la inyección de liquidez que volcará al consumo la ayuda directa, como por los programas de asistencia a empresas que se mantendrán con el objetivo de intentar poner a la economía estadounidense de pie.