Las nuevas regulaciones hicieron bajar a las cotizaciones de los bonos soberanos

Los renovados requisitos para operar dólar MEP y contado con liquidación hicieron caer los volúmenes operados en bonos y, a la par, también a las cotizaciones de esos mismos títulos. Sólo los bonos ajustados por inflación, libres del impacto de las normas, reaccionaron en forma positiva.

Tras las nuevas regulaciones del jueves, el viernes el volumen operado de renta fija en el mercado de paridad precio tiempo se redujo un 21% para llegar a los $29.000 millones, en comparación con los  $37.000 millones de la rueda previa. Esto se tradujo en bajas para los precios de los bonos soberanos. Sólo los títulos CER, ajustados por inflación, reaccionaron con alzas.

La caída fue mucho más patente entre los bonos globales especie “C” (con ce de “cable”). Por ejemplo, el segundo bono más operado del mercado local y tradicionalmente asociado a las operaciones cambiarias, el Global 30 (GD30C) casi no cerró negocios el viernes pasado. 

El dólar contado con liquidación implícito en el otro bono más operado, el Bonar 30, retrocedió 3,4% para caer a $165,30, un mínimo de varias semanas.

El mercado se mudó tímidamente a otros activos que tienen cotizaciones implícitas del dólar, como el mercado de ADR’s y el de Cedear (los certificados de depósitos de acciones de empresas que cotizan en mercados del exterior) y que aunque todavía no suman gran volumen se perfilan como nuevos mercados de relevancia para las operaciones cambiarias..

Los bonos soberanos en dólares, mientras tanto, sufrieron bajas de casi 2% promedio en el primer día de las nuevas regulaciones y el riesgo país subió como consecuencia 1,5% para cerrar en 1.565 puntos.

Sólo los bonos ajustados por inflación, los títulos CER, tuvieron un buen día en el cierre de la semana pasada.