Llegan los Fondos Estructurados a la Bolsa porteña: un nuevo instrumento de inversión

La Bolsa porteña permitirá invertir en Cedears de ETF (fondos estructurados), vehículos de inversión que permiten colocar el dinero en un índice o sector específicos, y que apuesta así a una variedad de acciones en lugar de un único papel. La nueva alternativa de inversión permite, por ejemplo, poner ahorros a seguir al S&P 500 de Wall Street, el índice de mercados emergentes, y muchos otros

Bolsas y Mercados de la Argentina (Byma) lanzó la posibilidad de invertir en fondos estructurados, un instrumento de inversión que hoy es la principal vía de acceso al mercado de capitales para minoristas y profesionales por igual en todo el mundo. Se hará a través del mecanismo de Certificados de Depósito Argentinos (Cedear), que permite operar en pesos activos que cotizan en el exterior en su moneda de origen.

Los ETF (Exchange Traded Fund) son instrumentos que incluyen diferentes tipos de activos o replican índices de distintos sectores y regiones. Dicho de otra forma, en lugar de comprar una acción, quien invierte en un ETF compra un paquete de acciones.

Hasta ahora estos instrumentos no estaban disponibles localmente y era necesario sacar dólares fuera del país para utilizarlos.

De esta manera, al igual que para todos los Cedears disponibles, será posible invertir en estos instrumentos con accesibles montos en pesos para el inversor minorista.

No se trata de una inversión que imita a las del exterior, los Cedear están respaldados por activos del exterior que se utilizan para operar en pesos en el mercado local. Su precio en pesos se ajusta al valor en dólares -u otra moneda extranjera- de su mercado de origen, pero a un tipo de cambio paralelo similar al contado con liquidación.

Los Cedears de ETF permiten a los inversores obtener una gran diversificación comprando un sólo instrumento y accediendo a los múltiples activos que lo componen, lo que favorece la reducción del riesgo. En este sentido, los ETF invierten en una cartera amplia de instrumentos, otorgando amplia exposición a diferentes regiones, sectores y segmentos.

La iniciativa cuenta con la autorización de la CNV y se da en el marco del crecimiento registrado en el volumen de los Cedears durante los últimos años. Actualmente, estos representan un 65% de la negociación de renta variable, informó Byma.

En una primera etapa, se podrá invertir en ETFs como el SPDR S&P 500 (SPY) que replica el índice S&P 500 y se compone de una cartera que representa las 500 acciones principales de Wall Street.

También en el Invesco NASDAQ 100 (QQQ), que replica el índice Nasdaq 100 e incluye 100 de las empresas no financieras más grandes por capitalización de mercado cotizadas en Nasdaq (tecnológicas como Tesla, Apple, Microsoft y muchas otras). También fondos estructurados que siguen al índice Russell, al índice de Mercados Emergentes de MSCI, y varios otros.