Los bonos del canje ganaron 10% con sólo salir al mercado

Los bonistas que entraron al canje de deuda ley extranjera ganaron en torno al 10% en dólares en sólo un par de días, por la mejora en los valores de los nuevos bonos en comparación con los que se entregaron en la operación. El futuro de las cotizaciones depende de la suerte que corra un eventual acuerdo con el FMI y las señales que pueda dar el Gobierno.

Los nuevos bonos soberanos argentinos ley Nueva York emitidos en el canje de deuda cerrado días atrás llegaron al mercado sin el mejor timing: en medio de una corrección importante de los mercados globales que los arrastró a la baja. En su primer día de operación, y a pesar del retroceso, cotizaron a valores que según la especie de la que se trate suponen una ganancia del orden del 10% en dólares.

Entrar al canje ley extranjera supuso una ganancia rápida para los bonistas. Si se compara el precio de los principales papeles de la operación con el valor que tenían en el mercado los viejos títulos que fueron tomados para la operación se pueden ver ganancias interesantes que, aunque se achicaron respecto de las primeras referencias que dio el mercado, no dejan de ser sustantivas.

El Bono a 2030, el de más corto plazo y mejor valor esperado antes del canje, cotizó en el orden de los USD 52 el martes, cerca de un 10% por encima de los últimos valores a los que se operaron los títulos viejos con los que se podía optar por este papel.

Las nuevas especies rondaron rendimientos del orden del 11% al 11,5% en la primera rueda, una “tasa de salida” (exit yield) dentro del rango optimista de estimaciones que iban del 10% al 13% para los primeros días de cotización.

La esperable baja del riesgo país en las próximas ruedas y la expectativa de más señales positivas de parte del Gobierno camino a un intento de acuerdo con el FMI en el que se necesita fijar objetivos de déficit fiscal y de política monetaria consistentes, algo que necesitará de mucho tacto de parte del Gabinete económico, pueden conducir a bajas mayores de las tasas de los bonos que resulten en más ganancias para los tenedores de esos papeles.