Los bonos en dólares tratan de despegar

La renta fija en moneda extranjera intenta hacer pie. Con una serie de ruedas positivas, los bonos en dólares repuntaron e hicieron retroceder al riesgo país a los 1.800 puntos. En un contexto negativo para los países emergentes y con las decisiones de tasas en Estados Unidos como trasfondo, los títulos abandonaron así el tono negativo que mostraban.

En el inicio de la semana y en un contexto donde el escenario local acompañó al optimismo global, los bonos en dólares de legislación argentina estuvieron entre los principales ganadores en el mercado porteño. 

Entre los bonos con mejores movimientos, se destacan el Bonar 30 (AL30) y el Global 30 (GL30), regidos por la legislación local y de Nueva York, en ese orden.

En ese contexto, el riesgo país de la Argentina logró recortar terreno para volver a rondar los 1.800 puntos. 

Los títulos soberanos buscan así un piso a partir del cual empezar a escalar. Los factores internos, aplicación del programa del FMI y el grado de apoyo interno que logra la conducción económica, se combinan con factores externos como un mercado global averso al riesgo.

Pero los problemas están lejos de ser solucionados. La deuda argentina se muestra especialmente débil en una semana clave de definiciones para el segmento de renta fija a nivel global.

 Esta semana se concreta la reunión de la Reserva Federal de los EEUU para definir el próximo incremento en la tasa de referencia. 

Una profundización del enfoque ‘hawkish’ -tendiente a una política monetaria más estricta-, continuará empujando las tasas de largo plazo del exterior que ya hoy están en máximos desde 2018. Y eso puede resultar en nuevas turbulencias para la deuda emergente en general y para la deuda argentina en particular.