Los bonos en dólares tratan de recuperar terreno

La deuda en dólares sostuvo en el inicio de la semana la recuperación de las últimas ruedas y arrancó otra vez con tono alcista. Una pequeña buena señal en el viaje a Europa de Alberto Fernández sumada a precios récord de la soja y compras del Banco Central alcanzaron para sacar a los precios de mínimos. 

El viernes pasado los inversores creyeron ver el primer avance significativo luego de meses de estancamiento en las negociaciones de la Argentina en dirección a un acuerdo con el FMI.

El primer salto en el precio de los títulos se dio tras la reunión de ese día entre Alberto Fernández y Kristalina Georgieva, la titular del organismo internacional. Un encuentro que alimentó rumores sobre la posible postergación del pago de la deuda del Club de París que vence a finales de este mes. Según la prensa internacional, el grupo de países acreedores otorgaría una prórroga para el pago que evitaría la caída en default, a cambio de algún avance significativo con el Fondo.

A eso se sumaron los precios récord en los commodities, en especial soja y maíz, y la racha compradora de divisas del Banco Central en el mercado de cambios. Más dólares en las arcas oficiales facilitarían los pagos de deuda, según el mercado.

En base a estos elementos, la tendencia entre lateral y bajista que sostenían desde hace meses los bonos soberanos pareció alterarse. Los títulos globales, regidos por tribunales de Nueva York, llegaron a redondear subas diarias del 2% al 2,9% a principios de la semana.

El riesgo país, como consecuencia, llegó a caer a 1.510 unidades como resultado de los repuntes en esos activos. 

En adelante, va a ser vital monitorear cómo se resuelve la posible postergación del pago al Club de París, ya que no hubo confirmaciones oficiales, y los pasos hacia adelante que logran dar funcionarios argentinos y del FMI para sostener los avances.