Los bonos ganaron con las elecciones, las acciones no

Pasado el esperado mojón de las elecciones legislativas en las que no hubo mayores sorpresas que un angostamiento del margen de la victoria opositora, los bonos tuvieron sólidas subas por la expectativa de definiciones en cuanto a la política económica. Las acciones, que venían de subas previas, bajaron por tomas de ganancias.

Una de las incógnitas del año fue despejada el fin de semana pasado cuando los argentinos fueron a las urnas. La encuesta de septiembre, las PASO, se confirmó a pesar de un menor margen de ventaja en favor de los candidatos opositores. Con todo, el oficialismo sufrió un duro revés tras dos años de pandemia y economía complicada. Sin elecciones de por medio, la hora de las definiciones en materia del establecimiento o no de un programa con el FMI se acerca. Y los inversores se inclinaron por apostar por una definición aunque sea mejor que la actual.

Es así que los bonos soberanos tradujeron los resultados de las elecciones en sólidas subas del orden del 3% en el día posterior a la votación. Con poco margen de maniobra, sin vías de financiamiento alternativas y la necesidad de buscar apoyo político más allá de su propia coalición los incentivos se alinearon para que el Gobierno busque evitar un default duradero con el FMI. Y eso va a obligar a fijar objetivos fiscales y monetarios.

Aunque el optimismo este muy lejos de una euforia, los bonos siguen promediando un calor de en torno a 35 centavos por cada dólar de valor nominal, si se confirma el intento de acercamiento con el organismo la tendencia puede ser al menos ascendente de aquí en adelante.

En cuanto a las acciones, la reacción fue la inversa. Tanto las acciones locales como los papeles de empresas argentinas que cotizan en Wall Street, los llamados ADR’s, terminaron con mayoría de bajas. 

La diferencia no tiene que ver con distintas expectativas de los dos mercados, sino más bien con que las acciones habían acumulado sanas subas antes del comicio. Confirmada la noticia esperada de un resultado similar a las PASO, llegó la hora de tomar ganancias.

A pesar de las bajas en los dos días posteriores a las elecciones, el índice S&P Merval acumula todavía un avance de más del 3% en dólares en el mes. Y buena parte del recorte de la suba tuvo más que ver con el avance del contado con liquidación por cuestiones regulatorias más que con bajas en dólares de los valores de las empresas.