Los cupones atados al PBI fueron la inversión de marzo

Los papeles casi olvidados del canje de deuda de 2005 tuvieron un repunte de hasta el 43% en el mes de la mano de novedades judiciales en Nueva York. Entre la renta variable, el papel del Grupo Clarín se destacó en la Bolsa porteña con un avance del 15,4%, que contrastó con el tono negativo que dominó a las acciones durante todo el período. El índice S&P Merval terminó con un retroceso del 0,9% en el mes.

El mes de marzo fue un período de bajas para las principales acciones de la Bolsa porteña, con el índice líder S&P Merval abajo 0,9% en el mes con pocas acciones destacadas dentro de ese tono. Pero la novedad la trajeron vehículos de inversión que parecían dejados de lado, los cupones atados al PBI, que saltaron hasta más de 40% como resultado de un fallo favorable a sus tenedores en Nueva York.

Los warrants que siguen al PBI anotaron los avances más impresionantes del mercado local. El Cupón PBI Ley Nueva York ganó 42,9% en el mes, mientras que la versión Ley Argentina saltó un 28,9%. 

No se trató de un repentino optimismo de los inversores respecto de la marcha de la actividad económica, ya que los cupones gatillan pagos de acuerdo a la expansión del Producto Bruto Interno que informa el Indec, sino una novedad judicial. 

Bonistas tenedores de los warrants que litigan hace años en los juzgados de Nueva York por la alteración de los datos del instituto de estadísticas lograron un fallo a favor que los acerca a cobrar una diferencia a favor de acuerdo a los nuevos números de actividad económica de la última década.

Por fuera de esa anomalía, el que se destacó fue el papel del Grupo Clarín con una suba del 15,4% en el mes, seguido por el de Dycasa, que ganó 13%, y el de Consultatio, del 11,7%. Entre los papeles que forman parte del S&P Merval, el de mejor resultado fue el de Loma Negra con un 10,7% y también fue destacado el movimiento de Pampa Energía, con el 9,4%.

Por otro lado, para los inversores de bonos, la sangría continuó durante todo marzo, con rojos que llegaron a 8,7% para bonos en dólares de ley argentina y a 7,6% para bonos en dólares de ley extranjera.