Los mercados globales mantienen el tono optimista

Los mercados globales mantienen el tono optimista

De la mano de señales de continuidad de las negociaciones comerciales entre los Estados Unidos y China, más allá de los sinsabores y acusaciones cruzadas durante la pandemia, los mercados externos mantienen los avances. El S&P 500 superó su pico pre pandemia y está a la espera de datos sanitarios positivos para avances mayores.

El índice S&P 500 de Wall Street, el más representativo de la Bolsa de Nueva York, superó esta semana el máximo que había marcado antes de que la pandemia empujara al derrumbe a todos los mercados bursátiles del mundo. De la mano de las expectativas de una mejora en las relaciones comerciales entre Estados Unidos y China, noticias sobre tratamientos y vacunas contra el coronavirus y el siempre presente apoyo de los Gobiernos a la recuperación el mercado parece haber superado lo peor de la crisis.

La semana empezó con el pie derecho cuando se conoció una exitosa reunión entre representantes de Estados Unidos y China. Participaron por el bando norteamericano Robert Lighthzier y Steven Mnuchin, representante Comercial y secretario del Tesoro americano respectivamente, y Liu He, viceprimer ministro chino. 

En un comunicado, ambas partes reafirmaron su compromiso con el acuerdo, si bien las compras chinas de productos estadounidenses han estado muy por debajo del ritmo requerido para cumplir los objetivos establecidos en el acuerdo debido a la pandemia.

Los funcionarios de Washington y Beijing “ven progresos y se comprometen a tomar las medidas necesarias para asegurar el éxito” de la primera fase del acuerdo comercial firmado entre las dos naciones en enero de este año.

Antes de ello, los inversores se vieron entusiasmados por la noticia de que la Federal Drugs Administration (FDA) aprobó el tratamiento con plasma para coronavirus, lo que a falta de una vacuna mejora en el margen las expectativas económicas porque permite relajar en el margen las medidas de aislamiento si tienen incidencia en la mortalidad del virus.