Pequeño rebote post elecciones

Tal como anticipaba el mercado, la confirmación de la victoria del Frente de Todos en primera vuelta no derrumbó al mercado, dado que esa posibilidad ya estaba incorporada a precios. Desde las elecciones, de hecho, las acciones recuperan levemente con las distintas cotizaciones del dólar a la baja.

El mercado local sigue en un tono de cautela a la espera de definiciones respecto a cuál será el set de políticas y el equipo económico del presidente que asume el 10 de diciembre. Sin embargo, al menos la cautela no miró en pesimismo y, luego del severo castigo que sufrieron los activos argentinos en agosto, los inversores se permitieron algunas apuestas. De hecho, lejos de repetir las bajas posteriores a las PASO la Bolsa local ensayó un tímido rebote que se vuelve más significativo si se tiene en cuenta que se dió a la par de una baja en las distintas cotizaciones del dólar.

El S&P Merval, el índice líder de la Bolsa porteña, acumuló un repunte de casi 8% en pesos entre las elecciones que confirmaron la victoria de Alberto Fernández e inicios de esta semana. Con Mirgor como principal exponente, pero con el sector financiero como el más nutrido grupo de ganadores, los inversores que tomaron compras de oportunidad están gozando de una tregua.

La normalización del mercado, con todo, está todavía muy lejos. El valor del índice local en dólares es todavía la mitad de lo que era antes de la sorpresa electoral de las primarias.

Pero la vida sigue y el mercado hace sus ajustes. En esa línea, más allá de la recuperación de los papeles de bancos -capaces de ajustar sus costos y adaptarse bien a un contexto de inflación- es acompañada por reacomodamientos de cara a lo que puede ser el entorno de negocios en los próximos cuatro años.

Mirgor, dedicada al ensamblado de electrodomésticos entre otras unidades de negocios, es uno de esos ejemplos. Los inversores leen que ese rubro será impulsado por la nueva administración. Lo mismo sucede con otras acciones asociadas al consumo, cómo Cablevisión Holding o papeles industriales con potencial exportador como Aluar o Siderar se destacan entre los posicionamientos a mediano plazo.