Pymes descuentan facturas al 25% anual

Pymes descuentan facturas al 25% anual

Las dificultades propias de las empresas en tiempos de cuarentena obligatoria forzaron al crecimiento de herramientas que aunque ya existían todavía no habían sido adoptadas en forma masiva. Al boom del cheque electrónico se le suma, ahora, el descuento de facturas electrónicas de crédito en el mercado que tocó tasas tan bajas como el 25% anual en medio de la crisis sanitaria.

El freno a la economía generado por las medidas de distanciamiento social forzaron a las empresas a recurrir a nuevas vías para conseguir el financiamiento de corto plazo tan necesario para enfrentar el pago de salarios y obligaciones en medio la tensión en la cadena de pagos. Entre las distintas opciones que explotaron en las últimas semanas la factura electrónica se destaca por su practicidad y economía: llegó a descontarse a tasas de apenas el 4% anual en el mercado de capitales.

Durante el mes de abril se negociaron $ 109 millones facturas de crédito electrónicas en el Mercado Argentino de Valores, un aumento mensual de 8%.

La tasa promedio ponderada para las facturas negociadas fue del 45,49%, pero con una tendencia a la baja que llevó a las operaciones de los últimos días del mes a pisos del orden del 25% anual.

Las facturas de crédito electrónicas se empezaron a operar en el mercado de capitales en julio de 2019. Se trata del resultado de una iniciativa destinada a dar liquidez a los pagos de grandes empresas a pymes. Como muchas de ellas pagan a varios meses de plazo, al forzar a hacerlas electrónicas, la regulación logró que las pymes puedan negociarlas en el mercado secundario de manera tal de conseguir el dinero en efectivo antes, previo descuento.

Desde que se negoció la primera factura se acumularon transacciones por un total de AR$ 1.498 millones, según datos compilados por First Capital. En el mes de abril se negociaron 110 facturas. El 82% del monto negociado durante el mes se concentra en 10 grandes empresas receptoras de las facturas electrónicas. El top 5 de Grandes Empresas alcanza el 60% del monto negociado.

Dentro del incipiente mercado de facturas, el 56% de las transacciones se concentraron en plazos de hasta 30 días, el 41% entre 31 y 90 días y el 3% restante, en plazos mayores a los 90 días. El plazo promedio ponderado para el mes de abril fue 34 días. 

Son todavía plazos cortos, que van a la par de la explosión de las emisiones de cheques electrónicos, o Echeqs, que ya mencionamos en anteriores entregas.

Los instrumentos de financiamiento pyme que se operan en el Mercado Argentino de Valores (MAV) se transforman de esa manera en una de las vías que más rápido crecen ante los problemas económicos, logísticos y financieros que generó la pandemia de coronavirus COVID-19. 

El descuento de documentos y cheques, en compañía del aval que otorgan las sociedades de garantía recíproca, es una de las vías más económicas de financiarse en el mercado financiero local.